Precipitaciones afectan sembríos, criaderos de peces y vías de la Sierra

- 13 de junio de 2019 - 00:00
Los riachuelos que descienden de las montañas de Quillán arrasan con criaderos de cuyes y conejos, aves de corral y alevines de trucha y tilapia.
Foto: Roberto Chávez | EL TELÉGRAFO

Doce de los 28 criaderos de trucha de los caseríos Quillán, El Triunfo, El Placer y Las Viñas, ubicados al noroeste de Ambato y cercanos al cantón Píllaro, registran perjuicios por lluvias.

Durante las últimas dos semanas las precipitaciones no han cesado en el valle del río Culapachán, donde se encuentran estas comunidades, lo que incrementa significativamente el caudal de dicho afluente.

“Cuando llueve, desde las montañas de Quillán descienden al menos seis riachuelos muy cargados. La corriente inunda los criaderos de trucha, los cuales están cerca de las riberas fluviales acarreando los alevines”, destacó Verónica Chiluisa, propietaria de la eco finca María Soledad.

Como ella, seis empresarios turísticos más de la zona reportan perjuicios en sus criaderos de peces de agua dulce y cultivos.

Uno de ellos es Jorge Alvear, quien estima pérdidas de no menos de tres mil dólares en su predio.

“A diferencia de hace dos semanas, cuando el río Culapachán creció y anegó los cultivos, son los riachuelos que descienden de las montañas los que arrastran los peces. Hemos dado aviso de la situación a las autoridades de Izamba (Ambato) y del cantón Píllaro y esperamos se hagan presentes para evaluar los daños”, dijo.

Mientras tanto, en El Placer, Las Viñas, Quillán y El Triunfo, los piscicultores han optado por suspender la producción de peces de agua dulce y en menor medida adaptar criaderos provisionales en zonas alejadas a las orillas del afluente.

Allí además hay perjuicios en sembríos de taxo, tomate, babaco, fréjol y ají. A 50 kilómetros también existen daños por las lluvias.

La vía Baños-Penipe  tuvo que ser cerrada momentáneamente el martes debido a un deslave.

Camiones con productos agrícolas y aves de corral se vieron forzados a esperar por al menos 15 horas en el kilómetro 6, hasta que maquinaria del Cabildo baneño limpiara la calzada. Hasta la mañana de ayer, según el ECU-911, la vía Baños-Puyo tenía riesgo de cierre debido a las intensas lluvias. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: