Pastaza vive ola de delitos cometidos por adolescentes

23 de febrero de 2013 - 00:00

La constante participación de menores de edad en hechos delictivos preocupa  a la población del Puyo.

Durante  esta semana, dos adolescentes, de 16 y 17 años, respectivamente, fueron acusados de  ingresar al domicilio de Laureano Restrepo y haberse sustraído una computadora portátil, dos mochilas, un celular  Nokia, cinco relojes, anillos, cadenas, pulseras, entre otras pertenencias.

Tras conocer la denuncia, la Policía acantonada en Pastaza organizó un operativo para localizar a los jóvenes delincuentes y, tras dos horas de búsqueda, los uniformados encontraron a los muchachos en la Residencial Imperial, ubicada en el centro de ciudad, en poder de los artículos sustraídos.

Tras el reconocimiento del propietario, los uniformados procedieron a la captura y  traslado de los muchachos hasta el Centro de Detención Provisional de Pastaza.
De la misma manera, días atrás  la Policía detuvo a dos menores (13 y 16 años) en la parroquia Shell, quienes bajo amenaza de muerte habían sometido a Guillermo Martin Cuja Santi, a quien  despojaron  de una mochila, un par de zapatillas y varias prendas de vestir.

En este caso, el operativo policial se extendió hasta la parroquia Madre Tierra, a 15 minutos de Puyo, donde detuvieron a los supuestos infractores. El denunciante reconoció a uno de los jóvenes,  por lo que  fueron puestos a órdenes de las autoridades competentes.

El comandante de la Subzona de Policía 16 Pastaza, coronel Patricio Fuentes, informó que los cuatro adolescentes detenidos en los últimos días, han sido trasladados hasta los centros de detención de menores en Riobamba y Cuenca, debido a que en Pastaza no existe un lugar adecuado para este tipo de infractores.

De hecho, a finales de noviembre  pasado,  siete menores de edad escaparon   del Centro de Detención Provisional que funcionaba  al interior de la Policía Judicial en la ciudad amazónica. Los jóvenes fugados son acusados de ser los autores  de varios robos a domicilios en Puyo, Mera y Shell. De los siete,  ya  han sido recapturados cinco  y la Policía continúa con la búsqueda de los otros.

Estos muchachos también fueron enviados al centro de detención de la capital azuaya, con el fin de que no repitan su fuga hasta que sean juzgados de acuerdo con los procedimientos legales.

Por otro lado, la maestra Angelita Murillo denunció que hace aproximadamente seis meses fue asaltada por dos jovencitas de alrededor de 15 años en el sector de la ciudadela el Chofer, en el centro de Puyo. Dijo que le arrebataron 300 dólares, sus aretes, una cadena y un anillo.  “En todo lado es peligroso caminar. Las autoridades deben darnos seguridad y los padres de los jóvenes deben cuidar más a sus hijos”, reclamó la  docente perjudicada.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: