Dos militares resultaron heridos tras enfrentamiento

Nueva unidad combatirá el contrabando en Carchi

- 10 de septiembre de 2016 - 00:00
Autoridades vigilan el paso informal La Pintada, en Carchi. Aquí hubo un ataque de contrabandistas el lunes.
Foto: Cortesía

El grupo está conformado por FF.AA., Policía, Fiscalía, SRI, Senae y Magap. Será reforzado con equipo antimotines.

Una  nueva  unidad de control fronterizo entró a operar en la provincia de Carchi (norte del país). Se trata de un grupo de trabajo conformado por la Policía, Ejército, Aduanas, Servicio de Rentas Internas (SRI), Ministerio de Agricultura, Acuacultura, Ganadería y Pesca (Magap) y Fiscalía, cuyo objetivo es disminuir los delitos recurrentes que se presentan en la frontera norte.

Esta unidad  permite ampliar la operatividad  y establecer controles fijos y móviles en puntos geográficos como La Pintada, El Carmelo, Cerro Troya, Calle Larga, Urbina y Tufiño, que son estratégicos en el cordón limítrofe con Colombia.

Según Francisco Narváez, comandante de la Brigada 31 Andes, esta unidad fue dispuesta por el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, cuya misión es el control del contrabando y otras actividades ilegales. “Cada institución tiene su función específica y la cumple con el apoyo de Fuerzas Armadas y Policía”.

La nueva agrupación lleva 10 aprehensiones, estimadas en $ 50.000; la última fue la tarde del pasado lunes en el paso de La Pintada, cuando personal militar impidió el paso de camiones con papas. En el operativo, 2 militares que se hallaban al interior de un vehículo resultaron heridos por presuntos contrabandistas que se oponían al control. Tres camiones y 2 personas fueron retenidas.

Los uniformados fueron trasladados al hospital Luis G. Dávila, donde se recuperan, en tanto que el vehículo también fue afectado con golpes en el parabrisas.

Pablo Racines, comandante de la Unidad Integrada de Control Fronterizo, sostuvo que el trabajo es las 24 horas del día y con los medios logísticos disponibles. Sesenta uniformados aduaneros y 10 vehículos fueron destinados a operar en esta unidad fronteriza, indicó Luis Ontaneda, jefa de la  Unidad de Vigilancia Aduanera (UVA).

Pablo Ramos, oficial policial delegado en la Unidad, explicó que 88 efectivos se hallan desplegados para cumplir las tareas coordinadas con el resto de entidades. Se espera la llegada de equipo antimotines, como un carro blindado.

Según el Servicio Nacional de Aduanas (Senae), el monto de incautaciones de enero a julio de 2015 fue de $ 2’817.211. Mientras que en el mismo lapso de 2016  ascendió a $ 3’060.316. En este periodo ya se registran 907 aprehensiones. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: