MIES invierte $ 51.000 para personas con discapacidad en Patate

- 28 de abril de 2016 - 16:14

La Constitución de la República, la Ley Orgánica de las Discapacidades, el Plan Nacional del Buen Vivir, entre otras normativas; protegen los derechos de los ecuatorianos con discapacidades y velan por una atención prioritaria en entidades públicas.

Instituciones como el Ministerio de Salud, Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), municipios de la región, impulsan planes enfocados en desarrollar y mejorar las habilidades de este grupo en riesgo de exclusión.

Tal es el caso del programa que se realiza en el Centro Diurno San Cristóbal de Patate, cantón tungurahuense ubicado a 20 minutos de Ambato. En esta unidad se brinda tratamientos para personas con discapacidad física, intelectual y/o sensorial, que incluyen series específicas de ejercicios y actividades especiales, y esfuerzos de inclusión en los que participan las familias y la comunidad 

La iniciativa beneficia a 25 habitantes de varios caseríos desde principios de año, gracias a un convenio entre la municipalidad de Patate y el MIES Tungurahua.

“El objetivo de estos centros es potenciar las habilidades de niños, adultos y ancianos, con alguna discapacidad, a través de un trabajo de interacción y corresponsabilidad con familiares y vecinos. Esto además constituye un proceso de inclusión de este grupo de atención prioritaria  en la sociedad”, señaló Marcia Villacís, responsable del Centro Diurno San Cristóbal.

Allí las jornadas de trabajo son de ocho horas diarias, durante los cinco días hábiles de la semana. A más de esto Villacís explicó que la unidad cuenta con un equipo interdisciplinario integrado por 7 profesionales, entre ellos facilitadoras, estimuladores, psicóloga, terapeuta físico y nutricionista.

Manuel Changoluiza, anciano de 70 años y oriundo del sector Quinlata, es un claro ejemplo de la eficiencia del Centro. “Él vive con su hermana, quien es la encargada de llevarlo a las terapias. Ingresó  hace dos meses con discapacidad física, no podía movilizarse solo hasta que un día, mientras yo hacía el aseo en una habitación, logró caminar por sí mismo”, manifestó Silvia Coldo, trabajadora de la Unidad.

Los ejercicios aplicados por los profesionales de la estimulación dieron resultados positivos en ‘don Manuelito’, como lo suelen llamar sus amigos y demás allegados.

Inversión 

La inversión del MIES en este convenio asciende a $ 51.701,16.  Sonia Vargas, responsable del Área de Discapacidades de la dirección provincial, señaló que el Centro dispone de las instalaciones adecuadas para el desarrollo de las actividades de cada usuario.

Además los beneficiarios reciben en cada terapia el desayuno, refrigerio y  almuerzo.

El monto invertido por el Área de Discapacidades llega a $ 587.774, mediante convenios con fundaciones, organizaciones sociales y municipios. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: