Los mercados de Cuenca se desbordan a las calles

- 24 de junio de 2019 - 00:00
El tráfico en tres calles cercanas al mercado 9 de Octubre (Cuenca) se dificulta por los puestos de frutas y legumbres ubicados cerca de las veredas.
Foto: Fernando Machado | et

Más de 3.000 comerciantes trabajan en los espacios públicos de la capital azuaya. La Dirección de Mercados elabora un proyecto para reubicarlos.

Los días jueves resulta casi imposible transitar por las calles Tomás Ordóñez, Pío Bravo, Mariano Cueva, cerca del mercado 9 de Octubre, de Cuenca.

Los comerciantes informales se “adueñaron” de estas vías para ofrecer sus productos. Legumbres, frutas, pescado, maíz, entre otros, comercializan en la vía pública ante la mirada de los guardias ciudadanos.

“Señor, no nos dejan vender en ninguna parte y es por eso que hemos venido por acá”, reprochó una de las vendedoras, quien llegó desde la parroquia Cumbe a expender las legumbres de su huerto.

El tráfico vehicular se caotiza en estos espacios. Los buses del transporte público y carros particulares no pueden circular por temor a atropellar a las personas que se ubican en este lugar.

“Cada jueves es un tormento venir por este sector”, comentó Jorge Parra, chofer que toma esa ruta, a diario, para llegar hasta el parque de San Blas.

Las amas de casa no se quedan atrás, también realizan sus compras en medio de los vehículos que circulan.

“Vengo porque los productos son más baratos aquí”, comentó una señora que prefiere no decir su nombre. Ella considera que los comerciantes no deben ser desalojados, “más bien se les debe buscar un sitio para que vendan seguros”.

Según el director de Mercados de Cuenca, Marcelo Álvarez, alrededor de 3.000 personas calificadas como comerciantes informales, y que mediante un convenio con la anterior administración, comenzaron a ocupar la vía pública, lo que calificó el funcionario como un acto demagógico.

El Municipio busca una solución para sus trabajos “y no seguir permitiendo que ocupen las calles”, insistió.

“Trabajamos en la actualización de un carné y mejoraremos las plataformas itinerantes para darles un espacio para su trabajo”, informó Álvarez.

Según el funcionario, una ordenanza establece que las personas no ocupen las veredas, pero no hacen caso. “En el sector de Narancay se puso en funcionamiento una plataforma hace más de dos años con 700 puestos para los comerciantes, pero alrededor de 200 personas abandonaron el espacio”, contó.

El funcionario agregó que se repotenciará el sitio con mayores atractivos para que los ciudadanos lleguen al lugar y no vayan a las calles a adquirir los productos. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: