Alvarado: “Sigo creyendo en el desarrollo, pero sin destruir la Tierra”

- 18 de junio de 2018 - 00:00
Esta semana se realizará en Cuenca la Conferencia Internacional sobre Biodiversidad que auspicia la ONU.
Foto: Cortesía Agencia Andes

Esta semana se realizará en Cuenca la Conferencia Internacional sobre Biodiversidad que auspicia la ONU.

El 21 y 22 de junio, Cuenca (Azuay) será la sede de la “Conferencia Internacional sobre Biodiversidad”, que se realiza cada año con el auspicio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En el evento participarán representantes de los integrantes la Red de Gobiernos Regionales por el Desarrollo Sustentable (Aichi, por sus siglas en inglés).

En la cita se definirán las propuestas que llevará la Red a la décima cuarta Conferencia de las Partes (Cop14) de la Convención de la Diversidad Biológica (CDB) que se realizará en noviembre en Egipto.

La viceprefecta del Azuay, que copreside la Aichi en representación de las regiones del sur, habla sobre las expectativas frente a la cita.

¿Qué propuesta específica planteará el país en la conferencia?
El Ecuador tiene un Plan Nacional de Biodiversidad, poco conocido y debatido con los gobiernos intermedios. El plan es una de las cosas que el Ministerio de Ambiente expondrá. También se va a discutir cuál es el punto en el que se encuentra el país.

¿Cuál será el planteamiento de los gobiernos intermedios?
Buscamos analizar cuál es el rol que los gobiernos regionales cumplimos. Tenemos la competencia constitucional de gestión ambiental a nivel provincial, pero la Constitución establece varios temas que, por considerarse sectores estratégicos, son responsabilidad exclusiva del Estado, entendido como Estado central, cuando debería significar Estado en todos sus niveles.

Así, el agua, considerado como un recurso estratégico, es potestad del Estado central. Sin embargo, el manejo del agua potable está a cargo de los municipios y el riego, de las prefecturas. No obstante, otros sectores estratégicos están totalmente blindados en favor del Estado central. Y la apuesta que nosotros tenemos, que trabajamos con el Congope, es seguir empujando hacia la descentralización.

¿Esto tiene que ver con la polémica existente en Azuay sobre minería y agua?
Creemos que no hay decisión válida del Gobierno Nacional que pueda tomarse a espaldas de los gobiernos intermedios. Si se recoge el espíritu de los discursos del presidente Lenín Moreno cuando dice: “Nada para la gente, sin la gente”, se trata de eso mismo. Una decisión tomada desde lejos (concesiones mineras en el macizo de El Cajas) si es rechazada por quienes viven ahí, debería por lo menos revisarse.

¿Se dice que los recursos mineros son necesarios?
Los geólogos, biólogos, ingenieros ambientales, saben sobre la fragilidad del páramo y la poca capacidad de restituirse que tiene. Y la actividad minera es una de las de mayor impacto de las que realiza el ser humano. Entonces, vale la pena pensar más de una vez el beneficio que le va a dejar al país o si, por el contrario, nos vamos a quedar con un pasivo ambiental.

¿Como Prefectura van a plantear el tema en la cita?
Uno de los temas que se abordará en los paneles simultáneos es precisamente estas tensiones en la planificación territorial entre la visión del Gobierno central y los gobiernos locales y la presión que existe sobre ecosistemas frágiles y amenazados. Ciertamente ese es el debate hoy en el mundo.

Seguimos pensando que los temas económicos se contraponen a los temas ambientales. Pero hoy en día, la ONU recoge un concepto que surgió en el propio organismo hace más de 30 años que es el desarrollo sustentable; es decir, sigo creyendo en el desarrollo como esa idea de que vamos a vivir mejor y lograr estándares de vida digna para todos, pero eso no puede ser destruyendo nuestra casa, la Tierra. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: