Los siniestros aumentan tras la temporada invernal

"Manabí sin fuego" apunta a bajar el índice de los incendios forestales

- 21 de julio de 2017 - 00:00
El cerro Bonce, en Santa Ana, fue uno de los más afectados en 2016 por los incendios forestales en Manabí.
Foto: Cortesía SNGR

La iniciativa que lleva a cabo el MAE cuenta con el apoyo de la Prefectura y los municipios de las localidades más afectadas: Santa Ana, Jipijapa y Paján.

Portoviejo.-

Debido a la condición de bosque seco que predomina en la parte sur de Manabí (Paján y Jipijapa), esta zona es la más propicia para incendios forestales en la provincia. Situación similar ocurre en la parte central de la jurisdicción (Santa Ana y cantones aledaños).

El año pasado se registraron de manera oficial 149 hectáreas afectadas por las llamas, pero las autoridades indicaron que fueron más las zonas que tuvieron daños con fuego.

Para contrarrestar esta situación, la dirección provincial del Ministerio del Ambiente (MAE) lleva a cabo la campaña ‘Manabí sin fuego’. El fin es promover acciones preventivas en la lucha contra incendios forestales, a través de la difusión y concienciación en los sitios de mayor incidencia.

Vicente Zavala, coordinador zonal 4 del MAE, destacó que será una campaña de orientación y concienciación ciudadana.

“Esta es una iniciativa que lleva a cabo el Ministerio del Ambiente a nivel nacional como ‘Ecuador sin fuego’, pero a nivel provincial nos apersonamos y lanzamos ‘Manabí sin fuego’, con la finalidad de vincular a todos los actores a nivel público y privado”, indicó.

El funcionario destacó que más del 90% de los incendios forestales se deben a las actividades humanas.

Explicó que en varias zonas agrícolas el fuego es utilizado como herramienta de trabajo para preparar la tierra, eliminar rastrojos, limpiar el terreno, entre otros, “pero su mala utilización puede causar daños irreparables en los ecosistemas”.

Desde el año pasado, la entidad ejecuta jornadas de educación ambiental dirigida a los agricultores de la provincia. “El compromiso de este año es reforzar, con las demás instituciones, las capacitaciones e involucrar a más sectores”, expresó Zavala.

A la iniciativa se suman el Gobierno Provincial de Manabí, el GAD Santa Ana, el Ministerio de Agricultura, ECU-911, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y el Cuerpo de Bomberos de Portoviejo.  

Leonardo Hidalgo, director de Gestión Ambiental, Turismo y Riesgo del GPM, acotó que el año pasado hubo problemas con las plantaciones de maíz, por lo que este año la entidad realiza un plan piloto en Santa Ana.

“Hicimos volantes para entregar a la ciudadanía. En ‘Manabí sin fuego’ estamos apoyando con la difusión de la campaña, vamos a entregar afiches”, indicó.

Hidalgo acotó que la próxima semana se reunirá con Manabí Produce y Fomento Productivo (ambas instituciones del GPM) para realizar un trabajo en conjunto.

“Ellos son los que entregan los kits maiceros a los campesinos y muchas veces los entregan sin conocer cómo está el entorno. Vamos a darles un mapa de Manabí con las zonas en las que no se puede sembrar maíz; eso tiene que ver con las pendientes muy pronunciadas, lo que puede causar deslaves. Además no se puede sembrar donde haya  bosques primarios y secundarios”.

El funcionario de la Prefectura informó que preparan una normativa para los agricultores. “Queremos que quienes siembren maíz mantengan el 10% como espacio de conservación, algo parecido al tema de los camaroneros, quienes deben conservar como manglar un espacio en sus piscinas”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: