Los franceses se deleitan con el cacao del Tambo

11 de abril de 2013 - 00:00

El cacao fino de aroma se ha convertido en uno de los principales productos de la zona  subtropical de la provincia de Bolívar.

En la parroquia San José del Tambo, del Cantón Chillanes, alrededor del 90% de la población se dedica a la producción del grano. Y gracias a ello la empresa francesa KAOKA se interesó en el producto ecuatoriano y junto con la Asociación de Productores Agropecuarios de San José del Tambo (creada en 1987) han comercializado el fruto en Europa  desde el año 2000. La Asociación, pertenece a la UNOCACE (Unión de Organizaciones Campesinas Cacaoteras del Ecuador).

La producción de cacao es netamente orgánica pues no se utilizan químicos para cultivar el grano. “Por ejemplo, para eliminar la maleza solo lo hacen con machetes, con máquinas o manualmente; si  se utiliza algún tipo de químico, con seguridad no podremos vender el producto”, indicó  Vinicio Colina, presidente de la Asociación de Productores Agropecuarios de la zona.

Al mismo tiempo, sostuvo que la fragilidad de la planta no permite la utilización de  químicos pues la mata de cacao puede enfermar e incluso morir. Solo en San José del Tambo (sin contar con Las Naves que es otro de los cantones que producen cacao), se destinan 2.414 hectáreas de terreno para la producción.

“La mano de obra es escasa y se pagan 10 dólares por medio día de trabajo, pues la gente ha migrado a las ciudades”, explicó Colina.

Durante el 2012 se vendieron 4.900 quintales (qq) de cacao fino de aroma. El precio del quintal está bordeando los 95 dólares. El mismo se lo fija todos los días lunes y dura una semana con referencias internacionales (bolsas de New York y Londres) y locales (en base a cuatro casas de exportación; las más grandes se encuentran en Guayas y Manabí).

Puede variar de 1 a 2 dólares cada semana.  Sin embargo, existe un proyecto estatal para establecer el precio del cacao a  150 dólares el saco de 100 libras.  “Eso nos conviene a nosotros, pero esperemos que todos lleguemos a un acuerdo”, afirmó Vinicio Colina.

La asociación agrupa a 110 socios jurídicos y 247  orgánicos. Los primeros,  aparte de tener su producción de cacao, son los que toman decisiones dentro de la producción. Mientras los socios orgánicos comercializan el grano de manera interna pues el grupo tiene dos camiones para recorrera las fincas.

“En San José del Tambo no existen grandes extensiones de terreno; es por eso que casi todos los habitante tienen sus cuadras, producen y cosechan cacao”, explicó Abad Colina, habitante del sector.

Según el presidente de la Asociación, la calidad de vida de los habitantes dedicados a la producción de caco podría mejorar, pero la  producción es baja,  lo que no permite dicho propósito.

“Muchas plantas son viejas, la temporada invernal y las plagas bajan la producción, por lo que no se llega a producir 30 quintales por cuadra, solo salen entre 5 y 6”, indicó el dirigente. Esto mejoraría con la renovación de los huertos con el fin de tener una producción que aproveche las tierras. Para esto se realizan injertos entre plantas cacaoteras. La ramilla es de menos calidad pero produce más, mientras que el cacao nacional produce menos,  pero la calidad es mejor.

En la ciudad de Milagro se acopia el producto de 14 organizaciones a nivel nacional (Bolívar, Guayas, Los Ríos, El Oro) y de dicho centro  sale hacia Guayaquil para ser transportado hacia Francia.

En el mercado internacional del cacao, la exportación ecuatoriana actualmente solo representa un 4%, aunque el país vende en grano el 62% del cacao fino  de aroma del planeta, que otros países transforman en chocolates irresistibles.

En la actualidad, las exportaciones de cacao del país son de 500 millones de dólares y el Gobierno Nacional  pretende aumentarlas en 200 millones de dólares  este año.
El cacao que llega al continente europeo proviene principalmente  de América Central,  Sudamérica y de África.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP