Los derrumbes dificultan la reparación vial en Zamora

15 de junio de 2012 - 00:00

Los deslizamientos de tierra causan problemas al personal de la compañía Técnica General de Construcciones (TGC), encargada de reparar las carreteras en los cantones de Palanda y Chinchipe.

Rómulo Cabrera, superintendente de la empresa, anunció la posibilidad de habilitar vías alternas que les permitan desviar el tránsito y por ende avanzar en los trabajos.

Las opciones son el desvío Palanda-Progreso -que tiene una distancia de 56 km- y otro tramo, el Vilcabamba-Masanamaca (Loja), que se podría utilizar para la circulación de ida y vuelta por la vía asfaltada.

Jorge Gálvez, técnico del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), mencionó que los transportistas tienen razón al resistirse a circular hacia esas poblaciones.

Recordó que todo proceso constructivo en la zona acarrea dificultades, tanto por la naturaleza de la obra como por las condiciones del clima. El gobernador de Zamora, José Paqui, agradeció el esfuerzo de la empresa y los trabajadores de la cartera de Estado.

Los conminó a hacer su mejor esfuerzo para cumplir la disposición del Presidente y de la ministra Duarte de trabajar  24 horas al día y los siete días de la semana. “Si no se puede hacer la remoción de tierra, que se cumpla con la fundición de la carpeta asfáltica en la noche”, dijo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: