Los comerciantes informales de Esmeraldas serán reubicados

- 10 de enero de 2016 - 00:00
El aumento desmedido de los vendedores informales en las calles y en otros espacios públicos genera inconformidad en los moradores.

Desde enero de 2015, en Esmeraldas se construye un espacio comercial que acogerá a 150 comerciantes autónomos en instalaciones que permitirán el adecuado desarrollo de sus actividades.

Con una inversión aproximada de $ 300.000, este centro comercial popular contará con baterías sanitarias, escaleras, pasillos, parqueaderos, bodegas y locales comerciales.

Lenin Lara, alcalde de Esmeraldas, aseguró que, en cumplimiento con la ordenanza que regula el uso de la vía y espacios públicos, impulsa la regularización de los comerciantes informales del cantón para que estos trabajadores dejen la informalidad y cuenten con un espacio seguro de trabajo. El objetivo principal, menciona, es fomentar que el comercio se realice de forma ordenada y que el espacio público sea destinado para el uso y disfrute de todas las personas.

Este nuevo centro comercial popular se levanta en la calle Pedro Vicente Maldonado (Sector del Malecón), tras la Plaza Cívica de Esmeraldas.

El comisario municipal de Esmeraldas, Marco Saavedra, indicó que se tomó la decisión de reubicar a los comerciantes informales que laboran en el espacio público porque se generaba desorden en las calles céntricas de Esmeraldas. El caos en el tráfico vehicular es una de las problemáticas que se observa en la zona y una de las quejas de la ciudadanía.

“La ubicación permanente de los comerciantes en el espacio público genera un conflicto con otras personas que no ejercen la actividad comercial y tienen el mismo derecho a usar este espacio. A su vez, desarrollar dicha actividad en un lugar inadecuado y en malas condiciones, genera una baja productividad de los comerciantes”, mencionó Saavedra.

Los vendedores informales serán ubicados de acuerdo con un censo realizado por la autoridad Municipal, para que su reubicación se ejecute sin ningún tipo de contratiempos. La obra está concluida en un 98%. Hacen falta terminar ciertos detalles, pero por pedido de los comerciantes, estos se establecerán en sus locales a finales de este mes. Los trabajos restantes se harán con los espacios ya ocupados.

Igualmente, la Feria de Integración Productiva de Esmeraldas es otra acción para contrarrestar la venta en las calles. Esta se realizó en noviembre pasado.

En esta feria participaron productores, instituciones públicas y privadas, organismos de cooperación internacional, proveedores de servicios, comerciantes de diferentes partes del país, productores ganaderos y de cacao.

El proyecto se realizó para que inversionistas nacionales y extranjeros conozcan el potencial comercial que tiene la provincia de Esmeraldas.

Esta iniciativa sacó de las calles a cerca de mil comerciantes informales que vendían productos como ropa, alimentos, comida preparada, artesanías, artículos de bazar y religiosos, entre otros.

Según Saavedra, se crearon estrategias pensando en los comerciantes y en la comunidad para que la imagen de la ciudad no se vea opacada y colapsada por las ventas ambulantes del sector.

La Municipalidad de Esmeraldas ha reubicado a 100 comerciantes fuereños en el Recinto Ferial de la provincia, donde pueden trabajar de forma ordenada y pagando por el espacio que ocupan. También se realizó, dentro de la Bahía de Esmeraldas, una ampliación para trasladar a 200 comerciantes informales que estaban en las calles.

“Siempre les dimos la prioridad y el respeto que ellos tienen como personas y comerciantes, el derecho de llevar un ingreso económico a sus hogares. Por eso hemos llegado al acuerdo de que no deben trabajar en las vías de la ciudad sino en espacios adecuados, siempre y cuando no los perjudiquemos a ellos en el tema económico”, dijo Saavedra.

Este proceso de cambio se ha realizado a través de diálogos mensuales con los comerciantes informales y la municipalidad. Algunos de los acuerdos a los que llegaron son la creación de ferias populares, el ordenamiento dentro de los mercados del cantón y la movilización de comerciantes fuera de la vía pública.

La reubicación de los comerciantes autónomos de Esmeraldas pretende mejorar la calidad de vida de los habitantes del cantón, así como las condiciones de turismo que benefician a los pobladores del lugar. Estos planteamientos forman parte de lo establecido en el Plan de desarrollo y ordenamiento territorial para el Buen Vivir. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: