Los artesanos reclaman trabajo en construcción

- 21 de marzo de 2018 - 00:00
Los maestros artesanos de Manta piden ser considerados en los proyectos que ejecutan el Gobierno y el Municipio en el puerto manabita.
Foto: Leiberg Santos / El Telégrafo

La dirigente Glenda Saltos expresó que se ratificó que la Ley del Artesano (que data de hace 64 años) está intacta y contempla beneficios tributarios.

José Gamboa es un maestro constructor que dirige al gremio de su clase en Manta. La preocupación lo invade. La mano de obra calificada del ente está subutilizada y la mayoría, ante la falta de trabajo, reclama.

“La Asociación de Maestros constructores y Anexos de Manta, con más de 60 años de vida, solicita trabajo en los proyectos de vivienda”.

En un diálogo que mantuvo con el presidente de la Junta Nacional del Artesano, Carlos Chulde, en el puerto manabita, informó la actual situación del sector y sus organizaciones afines.

En representación de sus compañeros, explicó que necesitan que el Gobierno local, el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) y las instituciones encargadas de la reconstrucción de Manta conozcan que en el gremio hay maestros titulados y calificados para ser considerados en los proyectos habitacionales que se levantan en ese cantón.

Alen Posligua, de la Asociación Productora de Semielaborados de Tagua, también estuvo en la sesión. Él, en cambio, propuso que se realice un censo en el sector para que el Estado conozca cuáles son las necesidades.

Comentó que desde hace 5 años trabaja para lograr mejoras, pero no ha sido escuchado. “El año pasado cerré el taller porque había pocos pedidos y nosotros prácticamente trabajábamos a pérdida, llegamos a un tope que no podíamos sobrevivir”.

Reveló que no hay regulación de precio para la materia prima en bruto ni para la materia semielaborada.

“Los exportadores ponen los precios que creen convenientes. Tenemos que hacer que todos los involucrados en la cadena de valor (productor de tagua, productor de anímela -disco de tagua- y los exportadores) accedan a un precio justo por sus trabajos, porque ahora no tenemos utilidades”.

Las inquietudes fueron receptadas por el dirigente nacional que las califica como justas. “Es necesario abrir un espacio de diálogo para dilucidar los problemas que se plantean. Tenemos una ley que la regentamos y cuidando que los beneficios del sector artesanal estén plenamente vigentes”, dijo Carlos Chulde.

Glenda Saltos, dirigente de los artesanos locales, manifestó que en temas como el de los constructores se instalarán mesas de trabajo con las instituciones para que se considere la mano de obra local. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: