Lluvias llenan embalses en Tungurahua

- 19 de agosto de 2018 - 00:00
Un trabajador limpia uno de los canales que lleva el agua a la represa de Chiquihurcu, la cual provee agua a las ciudades de Ambato y Pelileo.
Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

Las lluvias de las últimas 6 semanas aportan al almacenamiento de agua en Tungurahua.

Los embalses de Chiquihurcu y Mulacorral, centros de acopio hídrico de la provincia, alcanzan su nivel máximo, que garantiza la distribución en temporada seca.

La Unidad de Operación y Mantenimiento de la Prefectura informó que el primer dique tiene capacidad para 3.250 millones de litros, y el segundo, 3 mil millones.

Desde Chiquihurcu se despacha un caudal de 800 litros por segundo (l/s), de los cuales 400 se convierten en agua potable para Ambato (300 l/s) y Pelileo (100 l/s).

En Tungurahua la temporada de sequía va de octubre a marzo. Ya que la provincia es considerada una de las más secas del país, por la cantidad de fuentes hídricas en relación a las necesidades de la población, tener llenos ambos embalses aporta a la calidad de vida, asegura las cosechas en el campo”, dijo Mentor Salinas, dirigente de la parroquia San Fernando. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: