En Chile se tramitará legalmente la finalización del contrato

Las obras del tranvía pasan a manos del Municipio

- 18 de febrero de 2017 - 00:00
Trabajadores contratados por el Municipio laboraron en el Centro Histórico tras el abandono de CCRC
Foto: Fernando Machado / EL TELÉGRAFO

El alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, anunció la terminación unilateral con la empresa española CCRC.

Lo que se había esperado hace 15 días, al final se dio. La terminación del contrato con el Consorcio Cuatro Ríos de Cuenca (CCRC), que construía el tranvía, deja dos vías abiertas. Contratar una nueva constructora para seguir con las obras y la segunda, litigiar con la empresa española en la República de Chile.

Para el concejal Xavier Barrera, el tema de contratar una nueva constructora no será un problema. Según él, tras la terminación se puede hacer una invitación a los interesados, que no tomará más de ocho días,  en cinco días más se podrá escoger la nueva empresa que tomará a su cargo los trabajos abandonados por el CCRC. A este criterio se unió el concejal Marco Ávila, quien dijo que la decisión tomada por el alcalde debe estar dentro de los parámetros jurídicos y no políticos. “Ya se acabaron los pretextos y ahora la terminación de las obras es única y exclusivamente de la actual administración municipal”, dijo.

El alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, el jueves anterior emitió la resolución mediante la cual se da por terminado de forma unilateral y anticipada el contrato suscrito entre el GAD municipal de Cuenca y el Consorcio CCRC el 8 de julio de 2013, para la construcción del patio taller, preparación de la plataforma viaria e implementación de sistemas tecnológicos para soporte del sistema tranviario del ‘Tranvía Cuatro Ríos de Cuenca’.

Con esta resolución de terminación del contrato, la Municipalidad de Cuenca adquiere derecho para: Establecer el avance físico de la obra, la liquidación financiera y contable. Ejecutar las garantías de fiel cumplimiento, ejecutar la garantía por el buen uso del anticipo entregado debidamente reajustado hasta la fecha de terminación del contrato, teniendo CCRC el término de 10 días para realizar el pago respectivo. “Si vencido el término no efectúa el pago, deberá cancelar el valor de la liquidación más los intereses fijados por el Directorio del Banco Central del Ecuador, los que se calcularán hasta la fecha efectiva del pago. Demandar la indemnización de los daños y perjuicios”.

Una vez declarada la terminación unilateral, la Municipalidad podrá volver a contratar inmediatamente las obras, de manera directa, de conformidad con el Reglamento de aplicación de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública.

La decisión se adoptó observando las disposiciones imperativas de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública, con sustento en el artículo 92 de esta ley, que establece como una causal de terminación de los contratos públicos, “la declaración unilateral del contratante, en caso de incumplimiento del contratista”; en el artículo 94 de la misma ley, que señala entre los casos para declarar terminada anticipada y unilateralmente el contrato “el incumplimiento del contratista” y la “suspensión de los trabajos, por decisión del contratista, por más de sesenta (60) días, sin que medie fuerza mayor o caso fortuito”; así como en el artículo 95 de dicha ley que regula el procedimiento por seguir.

En este marco, el 18 de enero de 2017 el alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, notificó a CCRC la voluntad del GAD municipal, de dar por terminado el contrato para la construcción del patio taller, preparación de la plataforma viaria e implementación de sistemas tecnológicos para soporte del sistema tranviario ‘Tranvía Cuatro Ríos de Cuenca’, para lo cual, junto con la notificación, remitió los informes técnicos y económicos referentes al grado de cumplimiento de las obligaciones de la Municipalidad de Cuenca y de CCRC, y señaló específicamente los incumplimientos en que ha incurrido CCRC y advirtió que de no remediarlo en el término de 10 días  se dará por terminado unilateralmente el contrato.

Más adelante en el documento entregado se dice que “dentro del indicado término el Consorcio CCRC presentó cierta documentación con el afán de, supuestamente, justificar y remediar sus incumplimientos, pero analizada esta por la Gerencia y Fiscalización del Contrato (Consorcio SMTC-AC/ARTELIA) determinó que el Consorcio CCRC no ha justificado ni remediado los incumplimientos que se le advirtió; situación que, de acuerdo con la ley, ha obligado al GAD municipal de Cuenca a proceder, como se ha procedido, a terminar la relación contractual”.

Agregó, “CCRC tampoco ha justificado a la Municipalidad de Cuenca que el anticipo que recibió al inicio del contrato, ha sido totalmente amortizado o invertido en el proyecto, lo que legalmente impide considerar que el GAD municipal se encuentre en mora con el contratista”. “Por lo demás, es público y notorio el abandono de las obras. Cuenca no puede ser víctima de actitudes que afecten a la ciudad, y es necesario defender los intereses y la dignidad de todos sus habitantes”, dijo el alcalde de Cuenca.

De su lado, Carlos Castro, jurista contratado por la Municipalidad de Cuenca, señaló que luego de establecer el avance de la obra viene la liquidación con la empresa.  
“A CCRC le queda plantear un recurso que es impugnar este problema, claro si considera tener justificativos necesarios”, dijo el abogado, y agregó que la empresa española tiene 90 días para plantear este tema. (I)

-------------------------

Los trabajos no se detienen pese a problemas legales

Desde el 14 de octubre del año anterior, el Municipio de Cuenca tomó a su cargo alrededor de 100 frentes de trabajo que fueron abandonados por la empresa española CCRC.

En el Centro Histórico se reiniciaron primero las labores. En este sitio, el Municipio colocó 200 obreros para que avancen los trabajos, con una inversión de $ 3,5 millones.

Los trabajos continúan pese a los problemas legales que se ventilan. Según el director del Proyecto Tranvía, Guillermo Argudo, actualmente se trabaja en la intersección de la calle Gran Colombia y avenida De las Américas en donde está en marcha la colocación de los rieles.

“En este espacio que estaba sin personal, las tareas se reiniciaron con el acondicionamiento del espacio destinado a la plataforma tranviaria, ahora el consorcio CITA colocó el hormigón y las rieles”, manifestó.

En este sitio, junto con el paso deprimido de la feria libre, son los únicos que tienen manta antivibratoria, porque las edificaciones se ubican a menos de siete metros de la plataforma y con este material se preserva de potenciales daños que puede provocar la circulación de las unidades. “Este trabajo obliga a modificaciones momentáneas de tránsito vehicular en el redondel”, se indicó. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: