La videovigilancia se realiza en sectores más conflictivos de Ambato

- 07 de marzo de 2018 - 00:00
La Universidad Indoamérica, ubicada en pleno centro de Ambato, es uno de los seis puntos donde se habilitó el sistema de videovigilancia móvil.
Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

El Consejo Nacional Electoral, Universidad Indoamérica, Plaza de Toros y Universidad Técnica de Ambato (campus Huachi), entre otros, son sectores de Ambato donde funcionan modernos sistemas de videovigilancia móvil.

La municipalidad invirtió un aproximado de $ 40.000 en la instalación de los modernos equipos, los cuales están trabajando desde enero y cuyo alcance es de 400 metros a la redonda.

“El propósito es precautelar la seguridad y reducir actos ilícitos en sectores donde, por medio de estudios, se ha determinado que son conflictivos. Gracias a iniciativas como esta, Ambato es la tercera ciudad más segura en América Latina”, dio a conocer el alcalde Luis Amoroso.

Las filmadoras tiene una visión horizontal de 360 grados y en sentido vertical de 90 grados. Los aparatos envían imágenes en vivo hasta la sala de operaciones del ECU-911 mediante el uso de antenas de radio, mecanismo que facilita la conectividad sin hacer uso de fibra óptica.

“Dicho sistema permitirá  al Cabildo ahorrar cada año alrededor de $ 20.160, al evitar la utilización de la fibra óptica”, agregó Amoroso.

En las afueras de la Escuela de Formación de Soldados (Esforse) y parte frontal del Estadio Bellavista, ubicado en la parte alta de la capital tungurahuense, también se han instalado sistemas de videovigilancia móvil.

“Cada año se hacen estudios para determinar las zonas más conflictivas, ya sea por riñas callejeras, hurtos a transeúntes o robos a vehículos y casas. Lastimosamente en los seis sectores donde se han instalado las cámaras hay gran incidencia de estos actos delictivos”, dijo Rebeca Samaniego, dirigente del barrio San Francisco, cercano al estadio Bellavista.

En su fase inicial, las cámaras permanecerán por seis meses en las zonas establecidas y posteriormente se trasladarán a nuevos puntos  de riesgo, determinados con un estudio previo que realizan Policía Nacional, el ECU-911 y personal municipal.

Si en los sitios antes mencionados los índices delincuenciales no se reducen, los aparatos permanecerán seis meses más hasta que los resultados sean visibles. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: