EXISTEN CINCO MIL CANGREJEROS EN LAs PROVINCIAs DE EL ORO Y GUAYAS

La recolección de cangrejos, una tarea que empieza en la madrugada

- 22 de noviembre de 2015 - 00:00
Las personas encargadas de capturar el cangrejo laboran desde la madrugada en los manglares. Foto: Fabricio Cruz/ El Telégrafo

EXISTEN CINCO MIL CANGREJEROS EN LAs PROVINCIAs DE EL ORO Y GUAYAS

De sus 43 años, Orlando Bernabé ha pasado más de 30 buscando cangrejos en los manglares de la provincia de El Oro y Guayas (Balao), lugares peligrosos, hermosos, fangosos y con gran variedad de fauna.

Él, como cientos de cangrejeros, inicia su faena diaria a la 06:00, cuando la marea empieza a bajar. En su pequeña embarcación van 7 compañeros más, viajan unos 25 minutos desde el muelle en Puerto Bolívar, hasta el punto escogido. Antes de ingresar al manglar, los cangrejeros, se ‘equipan’. Se colocan las botas de caucho y se protegen del sol con una camiseta que envuelven a manera de capucha.

El manglar que ellos eligen es de su custodia. Un bosque fangoso con miles de pequeños huecos, de los que se extrae una gran riqueza gastronómica: el cangrejo rojo y azul. Allí, en ese fango, Orlando hunde su brazo con una varilla —tipo gancho—, atrapa un crustáceo cubierto de lodo que, inmóvil, va a parar en un saco.

“Antes cogía más cangrejo (2 sacos), después de que se empezó a cortar el mangle, el crustáceo dejó de reproducirse y teníamos que dedicarnos a otra actividad, algunos migraron a Guayaquil o a Machala, sin embargo, ahora con la reforestación (desde hace 6 años) ya cogemos más cangrejos, que nos sirve para mantener a nuestras familias”, explicó el comunero.

“Casi toda mi vida me he dedicado a esto, desde muy chico mi padre me introdujo al manglar y me gustó. Al día me gano entre $ 20 y  $ 30”, dijo el pescador artesanal.

En cambio, Silvio Ordoñez, cangrejero de Hualtaco, en Huaquillas, lleva más de 4 décadas en la actividad. “Tengo un buen ojo para saber dónde se han reproducido más los cangrejos, a diario cojo 4 atados”, aseguró.

En el mismo fango, él coloca los cangrejos en fila, los amarra y al final les lava en el estero. Los 4 atados, de 12 unidades cada uno, le representan $ 40. “El lodo nos llega hasta las rodillas; como ya tenemos experiencia caminamos sin ninguna dificultad”, dijo.

En el filo costero orense y del Guayas existen más de 5 mil cangrejeros, laboran en los manglares de Tenguel, Churute, Naranjal y Balao, en el perfil costero del sur de Guayas, así como en la isla Puná y en el Canal de Jambelí, que abarca, en El Oro, a sectores de los cantones de El Guabo, Huaquillas, Santa Rosa, Arenillas, Machala y Puerto Bolívar.

Durante todo el año existen 2 períodos de veda de cangrejo, mientras dura esta etapa, los encargados de recoger y comercializar el crustáceo se dedican, durante todo el mes, a otras actividades, como la reforestación del manglar y a realizar emprendimientos productivos. Para ello, diferentes asociaciones son asesoradas por el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap).

Ecuador y Perú se unen en el II Congreso Binacional de Pesca Artesanal realizado en el cantón Huaquillas para tratar temas en torno a las experiencias, procesos y problemáticas que tiene el sector pesquero.

La Red de Organizaciones de Producción Pesquera Artesanales de El Oro (Uoppao) conformada por 45 organizaciones de pescadores artesanales, organizó el evento.

Tomás Cruz, presidente de la organización, indicó que el objetivo del congreso es generar un diálogo abierto entre pescadores organizados e independientes, autoridades e instituciones competentes a este sector altamente productivo, tanto de Ecuador como de Perú. (F)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: