Aviones tienen restricciones para aterrizar en la terminal aérea de Cuenca por los problemas en la calzada

La pista de aeropuerto es analizada por dos entes

- 25 de mayo de 2016 - 00:00
Foto: Archivo / El Telégrafo

Desde el jueves anterior, un equipo de técnicos de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), junto a funcionarios del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), evalúan la pista del aeropuerto Mariscal Lamar.

Estas labores se cumplen luego del accidente de un avión de Tame ocurrido el 28 de abril, y de la posterior restricción de las operaciones  cuando la pista esté mojada.

“Al momento de existir una lluvia en el campo de aviación, las dos compañías que dan servicio no deben aterrizar hasta que se realice una evaluación más profunda y un análisis más técnico sobre las condiciones de la pista, es decir de la carpeta asfáltica”, dijo Fernando Arteaga (foto), director de la Corporación Aeroportuaria (Corpac).

Explicó que los expertos realizan mediciones de los niveles de la pista, “para corregir eventuales encharcamientos que se producen fruto de los pequeños desniveles entre los baches que se han formado por las intervenciones”.

El alcalde, Marcelo Cabrera, señaló que los profesionales también analizan la última intervención realizada en la pista aérea. En ello participan el contratista y el fiscalizador.    
“Lo que les puedo asegurar es que en poco tiempo se solucionará el tema de encharcamientos, una de las causas para restringir los aterrizajes”. A decir del director de la Corpac, la limitación por parte de la DGAC es una “medida extrema”, para precautelar la seguridad de los usuarios. Espera que en los próximos días se restituya la capacidad operativa del aeropuerto.

Los concejales de Cuenca se reunieron en una sesión extraordinaria para conocer la situación técnico-operativa de la terminal aérea.

Los ediles expresaron su malestar por la falta de información de la Corporación Aeroportuaria. (I)

Caja negra de la nave de Tame se abrirá en Brasil

El director de la Corpac indicó que en esta semana dos técnicos de la DGAC viajarán a Brasil para presenciar la apertura de la caja negra del avión de Tame. “Casi un mes después se va a cumplir con ese protocolo, son cosas que no están bajo nuestro control”.

Explicó que el Código Aeronáutico y las normas de Aviación Civil no establecen una fecha límite para que se presente un informe tras un accidente, por ello dijo que le queda nada más que insistir en la rapidez del informe. (I)    

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: