La ordenanza LGBTI pasó a segundo debate

21 de marzo de 2014 - 00:00
En su sesión de ayer, el Concejo Cantonal tuvo sala llena. Llegaron activistas y miembros de la comunidad LGBTI. Foto: José Luis LLivisaca.

Los votos de Jorge Betancourth, activista LGBTI, quien hizo uso de la silla vacía, y del Alcalde de Cuenca, Paúl Granda, después de cuatro horas de debate, dieron paso a la aprobación en primer debate de la ordenanza a favor de la comunidad LGBTI.

Cuando todo parecía que el Concejo Cantonal no daría luz verde a un segundo debate de la propuesta, los últimos votos devolvieron la alegría a los miembros de la comunidad LGBTI, quienes estuvieron presentes en la sesión.

Inicialmente la votación iba en contra de la norma. Los votos en desacuerdo de los concejales Ruth Caldas, Pedro Domínguez, Julio León, Ángel Montero, Jaime Moreno y Wilson Muñoz se mezclaron con los dos votos a favor de las ediles Juanita Bersoza y María José Machado.

Y fueron las últimas decisiones de los concejales Carlos Orellana, José Luis Rodríguez, Joaquín Peña, Monserrath Tello, el activista Jorge Betancourth y el burgomaestre de la ciudad las que cambiaron la situación. El edil Lauro Pesántez prefirió dar su voto en blanco.

La sesión se desarrolló con una sala dividida, de donde surgieron diferentes propuestas y observaciones. Una de ellas fue la del edil Jaime Moreno, quien propuso un proyecto más amplio, como una ordenanza de derechos humanos para todos los grupos vulnerables y a pesar de que la moción no fue aceptada, contó con el apoyo de varios ediles.

Como ordenanza innecesaria, letra muerta, instrumento de manipulación política y norma a la que le falta socialización fue calificado el proyecto por varios ediles, quienes además manifestaron que los derechos de todas las personas ya están garantizados en la Constitución.

“No estoy en contra de nadie porque creo que las personas que están dentro de la comunidad LGBT son iguales a nosotros, con los mismos derechos y responsabilidades (...) y que ya están contemplados en la Constitución, y no hace falta la ordenanza para repetir lo que ya se contempla”, dijo.

Para la concejal Juanita Bersoza, los debates de orden social se convierten “casi siempre en una de las problemáticas más duras que tienen que afrontar los diferentes ambientes sociales al momento de buscar garantías y derechos”.

La moción propuesta por Monserrath Tello, de aprobar la ordenanza en primer debate, fue respaldada con algunas observaciones por parte de los ediles Carlos Orellana y Joaquín Peña.

Orellana dijo tener preocupación con respecto a los artículos 9 y 10 del proyecto, en donde se señala la adopción del día 28 de junio de cada año como el Día del Orgullo LGTBI y la entrega de una insignia que reconozca la lucha por la defensa de la comunidad.

“No creo que sea producto de la mayor reivindicación decir que en Cuenca se institucionalice el día del Orgullo Gay o el reconocimiento a través de una presea”, explicó.

Peña también manifestó su desacuerdo con estos dos aspectos, además de pedir que se amplíe la discusión de la propuesta con otros sectores.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: