La instalación de tubos para agua deja sin vía a 6 recintos de Pangua

- 23 de marzo de 2018 - 00:00
Con las lluvias la tierra que sale del canal se convierte en lodo, lo que causa atascos a los vehículos que van a La Pinta, El Mirador y Aguas Calientes.
Foto: Cortesía recinto La Pinta / El Telégrafo

Seis recintos del cantón Pangua, provincia de Cotopaxi, están aislados debido a la ejecución de una obra de instalación de tubos para agua que realiza el Municipio para barrios de la parroquia Moraspungo.

La vía que conduce a La Pinta, El Mirador, Aguas Calientes, Agua Santa y Cabiloña quedó destruida por los trabajos para la instalación de la tubería que llevará agua desde el río La Pinta. Camiones, rancheras y vehículos pequeños han quedado enterrados en el lodo a lo largo de los 10 kilómetros de carretera.

Los habitantes de la zona deben caminar hasta dos horas, en medio de fuertes lluvias, para encontrar transporte y movilizarse a otras zonas del cantón. “Estamos padeciendo por el daño en la vía”, señala Hernán Sarmiento, productor avícola del recinto Aguas Calientes, quien critica que los trabajos hayan empezado en plena temporada invernal y sin tomar las precauciones debidas. Los habitantes de la zona critican que la obra no haya sido socializada por el Municipio de Pangua.

Conocieron de ella hace dos meses, cuando empezaron las excavaciones y empezaron a sufrir los problemas.

La población de los seis recintos exige respuestas urgentes al Cabildo y a la Prefectura de Cotopaxi, pues los viajes a las ferias del fin de semana, la venta de ganado, de panela y de otros productos agrícolas propios de las zonas subtropicales están suspendidos por falta de caminos seguros.

“Hemos protestado ante las autoridades de Pangua, pero solo recibimos ofrecimientos y nada de hechos concretos”, comentó Sebastián Molina, comerciante de ganado. Cuenta que esta semana no pudo salir a la feria por temor a quedarse con las reses en medio camino.

Las clases en el régimen Costa empezarán las primeras semanas de abril. Muchos estudiantes de los recintos afectados viajan todos los días a los centros educativos de Moraspungo. Los padres de familia temen que el problema persista y los carros no cumplan con sus recorridos por el mal estado de la vía.

César Ávalos, morador del recinto La Pinta,  aclara que no se oponen a la obra, pero solicita que mientras avancen los trabajos la vía sea rehabilitada para que permita la movilidad. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: