En el sitio también está ubicado el Astillero

La esencia del comercio de mariscos en Manta se encuentra en la playa de Tarqui

09 de agosto de 2015 - 00:00
Los desbuchadores se toman escasos minutos para sacarle las vísceras a los pescados y entregar el producto a los clientes. Foto: Rodolfo Párraga / El Telégrafo

En el sitio también está ubicado el Astillero

Por: Club de Periodismo ‘Cinquino’. Estudiantes del colegio 5 de Junio.

Édison Édison Cedeño se despierta cerca de las 04:00 todos los días. Hace ejercicios por media hora en su casa, ubicada en el barrio de Tarqui, y luego va rumbo a la playa.

Va directo hasta el mercado de Playita Mía y compra pescado para venderlo a sus vecinos. El comercio no es su actividad principal, él es taxista, pero, al estar en una localidad portuaria, el expendio de ese producto le genera otra fuente de ingresos para su familia.

El sector donde prefiere buscar pescados para el comercio, en especial la albacora, es en la zona de los desbuchadores o cerca del astillero. Ya con la luz del día, la actividad en este lugar aumenta. El comercio se apodera de este sector de la playa.

Son casi las 07:00 y ya se ve a gente que acude al mercado de Playita Mía para comprar mariscos. Se puede conseguir pescado, camarón, centolla, concha, calamar, pulpo…, todo para armar el mejor de los ceviches.

Junto al mercado está el corredor de venta de comida. Como no podía ser de otra forma, lo que más se ofrece tiene que ver con pescado: encebollado, apanado y el infalible ceviche de pinchagua, conocido como ‘levanta muerto’.

Richard Delgado es uno de los vendedores de ceviche de pinchagua en el sitio. Su quiosco, ubicado en el mercado desde hace 13 años, está abierto desde las 06:00. Al día comercializa 200 platos.

En Playita Mía también está el Parque del Marisco, conformado por varios restaurantes. Esta área es más turística. Estos negocios quedan al pie del mar y reciben comensales a diario, especialmente en fines de semana y feriados.

Durante toda la mañana se pueden ver a los pescadores entregando su faena. Varias veces al día llegan camionetas llenas de hielo en el balde para llevarse el producto. Previamente, los desbuchadores les quitan las vísceras a los pescados.

“Vengo a comprar a este lugar por la calidad del producto y porque es más económico”, expresó la mantense María Lucas.

Del pescado no se desperdicia nada. Las vísceras son vendidas a las empresas de la localidad para la elaboración de harina de pescado y comida para gatos.

Actividad en el astillero

La Costa ecuatoriana, desde la época colonial, ha sido un punto para la construcción de barcos. Los conocimientos de navegación son parte de la historia de los habitantes de Manta.

Cabe recordar que Manteños - Huancavilcas eran diestros para elaborar balsas, con las mismas que viajaban hasta las costas mexicanas.

El astillero mantense se ubica en la playa de Tarqui, la madera utilizada en la elaboración o reparación de barcos se trae de zonas circundantes de Manabí.

Los obreros inician las actividades desde las 08:00 y terminan pasadas las 17:00. En el sitio trabajan maestros carpinteros y especialistas en fibra de vidrio.

El sector del astillero es ideal para ver el atardecer. Es un punto fijo para los turistas, quienes encuentran en los barcos a medio terminar junto al mar un paisaje ideal para sus fotos.

Más de una ocasión, este lugar ha sido escogido para grabar videos musicales, como ‘Que hable de mí’, del dúo Errede Zambrano & Rec Play OnTheMic. La diversidad de la playa Tarqui la convierte en uno de los principales sitios turísticos de la ciudad. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: