Jóvenes y adultos buscan la superación cada día

14 de octubre de 2012 - 00:00

Desde noviembre del año anterior en la provincia del Azuay se lleva adelante el  Programa Nacional de Educación Básica para Jóvenes y Adultos.

El proyecto que está bajo la supervisión de la Dirección Provincial de Educación  goza de la aceptación de los participantes.

El programa consiste en la erradicación del analfabetismo en los cantones y actualmente se está trabajando en la segunda etapa en las distintas poblaciones.

Está dirigido para jóvenes y adultos, que no han conseguido culminar sus estudios primarios entre las edades de 15 años en adelante, pues dicho proyecto es gratuito y cada estudiante tiene su kit de materiales, recibiendo al final un certificado de aprobación de alfabetización.

Esta segunda etapa  tendrá una duración de cuatro meses que consiste en 65 clases, que estarán a cargo de  202 docentes y 15 técnicos territoriales, cada uno desempeñando sus funciones para que se pueda llevar a cabo este programa Nacional. Así lo indicó Fausto Bravo, coordinador Provincial de Educación Básica para jóvenes y Adultos de la provincia del Azuay.

En este nuevo año lectivo se han matriculado 7.501 personas en  cantones como: Guacaleo, Sigsig y en  las diferentes parroquias rurales de Cuenca, como: Chiquintad, Checa, Ochoa León, Sayausi, en otros.

Para conseguir este número de participantes primero se hizo una socialización con las autoridades locales, quienes fueron los encargados de buscar su elemento, al mismo tiempo los docentes estaban en la obligación de buscar su número de alumnos debiendo tener un mínimo de 30 participantes por aula y de igual manera acogerse al horario que elijan sus participantes, sea en la tarde o en la noche. Todas estas clases se reciben en las escuelas, en las casas comunales, en algunos casos hasta en las iglesias de cada sector, dijo Fausto Bravo.

Los técnicos territoriales en este programa nacional  tienen la función de hacer un seguimiento y verificación a los docentes y de igual manera capacitarles, por ello se reúnen un día a la semana, “pues es un programa serio donde  prácticamente están docentes dedicados a la clase adulta”, indico, Bravo.

Para el Coordinador del Programa Nacional esta segunda etapa ha tenido una gran acogida a diferencia de la primera que contó con 5.900 personas.

Esta nueva metodología de Educación Básica para Jóvenes y Adultos es a base de la video-lección apoyada en las experiencias de los participantes. Con el proyecto se pretende continuar con más etapas, pues se quiere llegar a la posalbabetización con otras.Olga León,  docente de este programa en el Barrio Patamarca - Bellavista, perteneciente a la parroquia de Chiquintad, trabaja con 35 estudiantes, 30 que asisten a diario en la tarde y 5 estudiantes que reciben clases en sus hogares debido a que son mayores a 75 años; así mismo muy emocionada comenta que es una experiencia muy enriquecedora el poder compartir con personas adultas que no han sido tomadas en cuenta.

Jesús Nectario Castillo, de 73 años y que asiste a las clases con su esposa, comenta muy alegre que es una experiencia muy bonita el recordar viejos tiempos en las aulas, el compartir con sus compañeros, con la profesora, “me siento muy orgulloso de aprender y recordar lo que ya me he olvidado”, mencionó.
A Milton Cordero, de 44 años,  le motivó asistir a estas clases ya que quiere aprender, pese al nivel de inteligencia  que tiene, pues es una persona  con capacidades diferentes.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: