Incendios forestales, una amenaza latente en Molleturo

- 18 de octubre de 2018 - 00:00
El fuego redujo a cenizas la vegetación en la parroquia Molleturo que forma parte del Macizo de El Cajas. Muchas aves y animales se perdieron.
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

Solo en la parroquia Molleturo, cantón Cuenca, se han quemado 720 ha, donde crecen especies únicas; además, es el refugio de animales y aves.

Los incendios forestales en la parroquia Molleturo, que forma parte del Macizo de El Cajas, en la provincia de Azuay, ponen en riesgo 700 especies de plantas, muchas de ellas exclusivas del sitio, además de aves y otros animales.

Hasta este miércoles 17 de octubre no era sofocado el incendio que se inició la semana anterior en este sector del cantón Cuenca y que según Santiago Peña, director de Gestión de Riesgos de la Municipalidad local, son cerca de 720 hectáreas (ha) que han sido consumidas por el fuego, solo en la parroquia Molleturo.

El incendio empezó el jueves 11 de octubre y, pese al trabajo de los bomberos, militares y personal de la Prefectura de Azuay, no ha sido controlado y arrasó con toda la vegetación que crece en este sector subtropical del cantón Cuenca. “Es un lugar donde habita el oso de anteojos, el tucán, el colibrí, los conejos de montaña, incluso el tapir”, dijo el funcionario.

Agregó que muchos de ellos deben haber muerto por asfixia o quemados.

Para el biólogo Danilo Minga es una situación muy grave lo que sucede en Molleturo y en otras zonas que están cerca del Parque Nacional Cajas, como el sector de Soldados, donde también se registró un incendio forestal esta semana.

En estos sitios, de las 700 especies, 15 son exclusivas del lugar. “Si se han perdido, muy difícilmente vamos a poder recuperarlas”, manifestó el biólogo. También señaló que es un lugar ideal para el crecimiento y permanencia de aves. “Tenemos 150 especies en la zona, es un lugar biodiverso”.

Minga dijo que, por ejemplo, los árboles de la zona son propios del lugar y tardarán decenas de años para recuperarse, otros en cambio se perderán para siempre. Agregó que “existe un gran retroceso en el cuidado de la naturaleza”.

La cifra de incendios forestales registrados este año ya superó a la de 2017. El año anterior la Unidad de Monitoreo de Eventos Adversos de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos contabilizó en Azuay 1.609,82 hectáreas quemadas, ahora suman más de 2.000. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: