Cuenca tendrá más agua a partir de marzo

- 12 de enero de 2019 - 00:00
La planta de agua potable está situada en el norte de Cuenca, los trabajos de ampliación y reconstrucción comenzaron en marzo de 2017.
Foto: Cortesía Etapa

La planta de tratamiento de Tixán atenderá a más de 260.000 habitantes hasta 2045. El costo de ampliación y reconstrucción supera los $ 9 millones.

La planta de agua potable de Tixán (Azuay), considerada una de las más grandes de Ecuador, entrará en período de pruebas desde el 29 de enero, tras finalizar los trabajos de ampliación y reconstrucción.

Las obras para su mejoramiento comenzaron en marzo de 2017 y según el gerente de la Empresa de Teléfonos, Agua Potable y Alcantarillado (Etapa), Boris Piedra, este fin de mes se iniciará el período de calibración por el lapso de 30 días.

“Al haber realizado varios trabajos, la planta no puede entregar inmediatamente agua a los domicilios; por ello se hace necesario un periodo de pruebas para garantizar el servicio”, dijo.

Con la ampliación de la infraestructura, situada en el norte de la capital azuaya, se garantiza agua potable para los cuencanos hasta el año 2045.

La empresa Etapa hizo una inversión de $ 9’642.459 y actualmente la construcción tiene un avance del 99%. Cuando entre en funcionamiento, la planta permitirá abastecer a más de 260.000 nuevos usuarios del cantón con líquido vital.

Según Piedra, el proyecto, una vez puesto en funcionamiento, que podría ser en los primeros días de marzo de este año, permitirá incrementar la producción de agua potable en 1.940 litros por segundo, que sumado a la capacidad de la planta de El Cebollar, producirá un total de 2.740 litros por segundo.

Con esto, la empresa cuencana daría una cobertura del 97% en agua potable al cantón y 91% en alcantarillado.

El gerente dijo, además, que existen dos procesos que se realizaron en la planta: la primera fue la rehabilitación de la actual estructura con la que se mejora el servicio, y la otra fue la ampliación.

El funcionario indicó que sus principales plantas de agua: El Cebollar, Tixán y Sústag son fundamentales para que Cuenca se mantenga al nivel de las exigencias que presenta el crecimiento poblacional.

Este viernes 11 de enero, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) entregó una certificación denominada “Aquarating” a la empresa Etapa, la misma que está vinculada a velar por la calidad del agua, pero también a la sostenibilidad ambiental.

Según Piedra, la empresa cuencana es la segunda en el país en obtener esta certificación, para lo cual personal del BID trabajó por más de siete meses en la recopilación de información sobre el servicio. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: