Estudiantes rechazan aumentos en la Universidad Católica de Cuenca

21 de agosto de 2012 - 00:00

Estudiantes de la Universidad Católica de Cuenca denunciaron ayer un incremento del ciento por ciento en los costos de las pensiones y las matrículas. Incluso salieron a las calles adyacentes a ese centro superior a expresar su rechazo a la medida.

Es la primera vez que se da una manifestación de esta naturaleza en el establecimiento académico. Los alumnos siempre se mantuvieron al margen de medidas de hecho.

Esta vez optaron por hacerlo públicamente. Los jóvenes revelaron que las mensualidades se incrementaron al doble de lo que pagan actualmente y que, incluso, las matrículas subirán más.

Susana Cárdenas dijo que sus compañeros y los padres de familia no pueden pagar esos valores tan altos. Aseveró que, en la mayoría de carreras, las pensiones que fluctuaban entre los $ 70 y $ 90 ahora sobrepasarán los $180.

Tatiana Garzón, alumna de Contabilidad y Auditoría, manifestó que ahora tiene que pagar $ 190 solo por pensión cada mes y de matrícula aún no sabe. Cree que el monto será superior a los $ 250 y si no lo hace en el plazo dispuesto por las autoridades será el doble por ser extraordinaria.

Los jóvenes ayer salieron hasta el parque Calderón, según ellos,  arriesgándose a ser expulsados o a que  les nieguen la matrícula para este año. “Vamos a luchar para que las autoridades no abusen de los bolsillos de nuestros padres”, expresó uno de los jóvenes en medio de la protesta.

Otro grupo de madres de familia y estudiantes amenazó con tomarse las instalaciones de la universidad hasta que rebajen los valores en las pensiones y matrículas en este nuevo año lectivo.

Los manifestantes cerraron el tráfico en la avenida Las Américas, a la altura de la Universidad. “Solicitamos a las autoridades de educación en el país que analicen lo que están haciendo”, dijo Jaime Calle, un estudiante que indicó que solamente le falta un año para terminar la carrera.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: