Las clases y atención en los cibv de esos sectores están suspendidas

En El Valle y Turi el agua llega gracias a tanqueros

- 09 de septiembre de 2014 - 00:00
Moradores de Turi y El Valle hacen fila para abastecerse de agua usando todo tipo de recipientes. Foto: José Luis Llivisaca / El Telégrafo

Las clases y atención en los cibv de esos sectores están suspendidas

Ollas, jarras, baldes, tanques, tinas... Todo les servía a los habitantes de las parroquias Turi y El Valle para abastecerse de agua, luego de que se quedaran sin el recurso debido a la rotura del sifón de la tubería en el sector La Unión de Turi.

El percance, que afecta a 4.500 usuarios del Proyecto de Agua Potable Nero, ocurrió el sábado por la mañana y, desde ese día, tanqueros de la empresa Etapa, Ejército y Bomberos suministran el líquido. Los beneficiarios sostienen que les alcanza únicamente para cocinar.

Algunas moradoras indicaron que optarán por ir a lavar su ropa en el río Yanuncay. “Nos hemos puesto de acuerdo con las vecinas, para en la tarde pagar una carrera entre todas e ir a lavar al río”, dijo Alicia Tapia, de Turi-Centro.

Este percance no solo cambió la rutina de las familias, quienes deben esperar a los tanqueros en las vías principales, sino también de los establecimientos educativos y de los Centros Infantiles del Buen Vivir (CIBV), que se vieron obligados a suspender sus actividades.

Mientras tanto, la empresa Etapa y el Consorcio Turi, encargado de construir la nueva vía al Centro de Rehabilitación Social (CRS) realizaron ayer el estudio técnico de topografía, para edificar un baipás en la zona afectada.

Asimismo, iniciaron los trabajos para la interconexión de 4 puntos de la red de Etapa y el Proyecto Nero, con el objeto de abastecer al 30% de las familias perjudicadas.  

Se estima que la solución global del problema tome entre 8 y 10 días y eso preocupa más a los habitantes afectados. “La situación es grave”, dijo Cecilia Arias, moradora del sector Turi-Centro.

Para ella y otros habitantes la situación se complica aún más, debido a que sus viviendas no se encuentran en las calles principales y deben cargar el agua en baldes y ollas y transportarla por grandes distancias.

Hernán Plaza, encargado de relaciones comunitarias de Etapa, dijo que el horario de distribución de los tanqueros es de 8:00 a 18:00. “No tienen que desesperarse porque tenemos la suficiente cantidad de agua y las unidades abastecerán a todos los sectores”, sostuvo.

Jaime Vera, presidente del proyecto, espera que el Consorcio Turi, solucione en el menor tiempo el problema,  que a decir de él, se produjo porque no se tomaron las medidas de seguridad necesarias.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: