Estas aves están distribuidas en la Cordillera de los Andes

En el Ecuador aún habitan unos 102 cóndores

- 16 de julio de 2016 - 00:00
La Estrategia de Conservación del Cóndor Andino en Ecuador se suscribió el 7 de julio de 2009.
Foto: John Guevara/El Telégrafo

En los últimos años, 5 especímenes han sido reinsertados a su hábitat como parte de las estrategias de conservación.

De acuerdo con el Primer Censo Nacional del Cóndor Andino (2015), se estima que existen unos 102 especímenes. Esta ave emblemática del Ecuador es considerada símbolo de espiritualidad y poder para las comunidades andinas.

El cóndor (Vultur gryphus) es el ave más grande del mundo, y a lo largo del tiempo ha sido víctima de exterminio, lo cual ha mermado considerablemente su población.

En Ecuador, se distribuye en la cordillera de los Andes, con mayor presencia en las poblaciones del centro y del norte. Se lo encuentra desde  Mérida, en Venezuela, hasta Tierra del Fuego, en Argentina.

Las principales razones para su desaparición son la continua destrucción de su hábitat, la matanza indiscriminada de ejemplares, la persecución humana, la cacería con armas de fuego, el envenenamiento y la falta de alimento.

De acuerdo con el Libro Rojo (inventario de especies amenazadas) de las aves del Ecuador, el cóndor está en peligro crítico.

Este animal es un ave carroñera, ya que no está capacitado para cazar animales vivos. El cóndor hembra está en capacidad de poner un solo huevo cada 2 o 3 años. Lo coloca directamente sobre el piso, sin construir un nido.

En el Ecuador, se cuenta actualmente con 19 especímenes en cautiverio ubicados en centros de manejo de las provincias de Pichincha, Cotopaxi, Imbabura, Tungurahua y Azuay.

Durante los últimos años, 5 cóndores han sido reinsertados a su hábitat gracias a las Estrategias de Conservación del Cóndor Andino en Ecuador, que se aplican desde el 2009. Esta normativa trata de sensibilizar a la población sobre la preservación de esta ave gigante que sobrevuela las montañas de los Andes.

A partir de la publicación e implementación, se han desarrollado acciones que contribuyen a la ejecución de cada uno de los programas de conservación como: investigación in-situ, educación, sensibilización, capacitación, conservación y difusión ambiental.

Este proyecto busca conocer la biología del cóndor en los páramos, las amenazas para la especie, localizar nidos, dormideros, colocación de sitios de alimentación suplementaria y realizar el constante monitoreo de esta espécie.

El Grupo Nacional de Trabajo del Cóndor Andino ha implementado Programas de Investigación enfocados en el rastreo satelital de la especie y ha colocado rastreadores y bandas alares a especímenes provenientes de rescates y a otros capturados de manera autorizada.

Este grupo está constituido por expertos vinculados al tema y recibe la colaboración de autoridades científicas de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES).

Otra de las actividades destacadas son las campañas de difusión, educación y capacitaciones desarrolladas en instituciones educativas y comunidades locales para crear y fomentar la conciencia ambiental respecto a la importancia de la conservación tanto del ave como de su hábitat.  

Además de regular actividades en las Unidades de Manejo que mantienen cóndores en cautiverio, fortalecerá el trabajo con cada una de ellas con el objetivo de que sus acciones se enfoquen en un programa de conservación ex situ como la reproducción en cautiverio para reforzar la población silvestre en el país.

Un total de 18’098.146,4 hectáreas, correspondientes a 16 zonas del Sistema Nacional de Áreas  Protegidas son conservadas para la protección de esta y otras especies. El cóndor andino puede medir hasta 3 metros con sus alas abiertas, vuela hasta 300 kilómetros en un solo día y elevarse hasta los 6 mil metros de altura. (I)

Reserva Ecológica El Ángel. El cóndor andino es una especie amenazada a escala mundial.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: