El procesamiento de cárnicos busca mejorar calidad de vida de habitantes rurales en Carchi

- 08 de abril de 2016 - 15:06
Foto: Carlos Jiménez / El Telégrafo

Aprovechar al máximo los cortes selectos de carne que los cerdos pueden ofrecer, es el objetivo que se propuso una comunidad rural en Carchi, al norte del país, para implementar un centro de procesamiento y comercialización de cárnicos y que contó con el apoyo de la Prefectura del Carchi y el Gobierno de Japón.

En la comunidad de Pizán, en el cantón Montúfar, más de 63 familias sienten que a través del centro mejorarán su calidad de vida, sobre todo esperan que el consumidor final apoye la iniciativa. El pasado miércoles se inauguró el centro con la presencia de autoridades provinciales y diplomáticas del país del sol naciente.

El lugar cuya construcción y equipamiento tuvo una inversión de $ 112431,04, tuvo aportes de la Prefectura del Carchi de $ 12939,04 y recursos no reembolsables del Gobierno Japonés de $ 99492; tendrá una capacidad para procesar 25 chanchos a la semana. De momento se inició con 2 chanchos por semana, pero la idea es como mínimo procesar 10 chanchos por semana.

En esto, Guillermo Herrera, prefecto provincial, indicó que este proyecto beneficia a toda la comunidad y no a una sola asociación, a través de ello, tendrán mejores fuentes de ingreso, todo se hizo cumpliendo las características técnicas y recomendaciones de Agrocalidad.

Anunció que para este año también se implementará en la parroquia noroccidental de Chical un agrocentro de frutales, para continuar implementado el programa de agro industrialización en la provincia.

Una de las cadenas productivas de potencial mercado interno en la provincia es el procesamiento y distribución de carnes de buena calidad, agregó Herrera, por ello la institución trabajó en la capacitación de los técnicos para que tengan mejores cortes, además era necesario dotar de una infraestructura con permisos y criterios de manejo asepsia, cadena de frio y otros.

Durante la inauguración del centro de procesamiento, el embajador de Japón, Hitoshi Noda, sostuvo que el apoyo brindado forma parte la cooperación con la provincia del Carchi.

El diplomático nipón agradeció a los animales a ser procesados y que sirvan al desarrollo económico de Pizán.

El lugar cuenta con áreas de recepción y materia prima, canal, cortes, empacado al vacío, congelación y punto de venta. En el sitio laboran dos operarias, una administradora, un conductor y un contador.

Para Verónica Pozo, administradora del centro, tienen la misión de fortalecer el lugar con el trabajo conjunto de las autoridades y comunidad, sobre todo mejorar el entorno productivo de la zona.

Los costos de producción por libra de carne son de $ 2, para la venta al público varían en $ 2,10 y $ 2,25 la libra, los precios dependen de la presentación y cantidad. Al público se entrega en bandejas absorbentes y empacadas al vacío que dan un valor agregado en el producto final, explicó Diana Guerrero, técnica de la Prefectura del Carchi.

De un cerdo salen cortes de patas, brazos, costillas, cabeza, cortes secundarios como chuletas, cuero, carne para fritada, cortes para sopa y seco, orejas, entre otros. La idea es comercializar el 100% del animal.

Agrocentro en Mira

De igual forma en la comunidad de Huaquer, en el cantón Mira, bajo la misma modalidad de recursos compartidos entre Prefectura y Gobierno de Japón se construyó y equipó un centro de acopio y comercialización de frejol, con una inversión de $ 91000.

Aquí se beneficiarán más de 100 agricultores y facilitará la comercialización del producto a precios entre $ 30 y $ 50 en mercados extranjeros y entre $ 40 y $ 60 en mercados nacionales. La idea es evitar la intermediación que paga precios bajos.

La producción anual en la cuenca baja del río Mira es aproximadamente 22100 quintales de frejol en variedades rojo moteado y frejol negro, el 20% corresponde a las comunidades de Huaquer, Piquer, Juan Montalvo, Pisquer, entre otros. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: