Este hombre de 61 años dejó San Lorenzo para buscar trabajo en Ibarra

Domingo ha sido dueño de más de 30 caballos

- 21 de junio de 2015 - 00:00
Domingo abandonó su hogar cuando tenía apenas 15 años. Dejó su casa, porque su padre era muy bravo. Foto: Deysi Garcés

Este hombre de 61 años dejó San Lorenzo para buscar trabajo en Ibarra

Domingo Mercado tenía 15 años, cuando decidió venir a Ibarra desde San Lorenzo. en Esmeraldas. En aquel entonces se dedicaba a ayudar a los negociantes a cargar la concha y la carga que llevaban en tren.

Dejó su hogar, sobre todo, porque entre su familia no reinaba la paz. “El papá era muy bravo, muy jodido”, dice Mariana, su compañera de lucha, como él la llama.

Hoy tiene 61 años y es un hombre de contextura delgada y piel oscura. Su camisa abierta deja ver sus pectorales.

A pesar de que es un hombre de avanzada edad, está lleno de vitalidad. Todos los días desde hace 48 años moviliza su carreta en la que transporta quintales.

Su jornada empieza a las 8:00 y se extiende hasta la 13:30. Aquí no existen las distancias, por cada quintal cobra $ 0,30.

Su carreta tiene capacidad para transportar 20 quintales. A veces, también lleva escombros y acepta trabajos de mudanza.

Su pareja lo ayuda a limpiar la carreta y a darle de comer al caballo. “Amárrele” le dice Domingo.

Su caballo debe estar bien desmontado para prepararlo para la próxima jornada. Lo llama Colorado desde que lo compró en la feria del camal de Ibarra, hace varios años.

Es un animal bien alimentado. Cada 2 días, Domingo adquiere los atados de hierba por un precio de $ 15 para mantenerlo en buen estado, ya que es su única fuente de ingresos.

“Nos hemos acomodado al día que hay y también al día que no hay. Cuando hay, hay. Cuando no hay, no hay. Pero así mismo toca solventar todos los días para el caballo”, dijo Mariana.

Cuando se enferma deben gastar en el veterinario y los medicamentos. Las inyecciones cuestan $ 145 y a veces son necesarias 2 o 3 pastillas.

Domingo ha tenido cerca de 30 caballos. A algunos se los robaron y otros se le han muerto. Asegura que cuando los caballos son todavía jóvenes pueden aguantar hasta 25 años, mientras que si son maduros, tendrán un menor tiempo de vida. (F)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: