Chantaco, la "fábrica" de cuyes en el sur del país

- 19 de mayo de 2018 - 00:00
La crianza de cuyes o cobayos es el principal sustento de los habitantes que viven en la parroquia Chantaco, en la provincia de Loja.
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

El barrio Cumbe, de la parroquia Chantaco, cantón Loja, cuenta con una planta de faenamiento de cuyes. La misma es administrada por la asociación “Llanitos Verdes” que se dedica a la crianza, cuidado y comercialización del cobayo.

Este centro fue construido por la Municipalidad de Loja, entidad que también dotó de maquinaria necesaria para que sus integrantes puedan procesar el animal.

Chantaco, al igual que el resto de parroquias noroccidentales de Loja, se caracteriza por la producción de esta especie, que se ha constituido en el principal ingrediente de su gastronomía.

Guido Ortiz, técnico de Inclusión Económica, recalcó que dentro de la visión de la entidad municipal, ha creído conveniente construir la planta de faenamiento para facilitarles a los productores la comercialización del cobayo, no solamente en las condiciones tradicionales, sino dándole también un valor agregado como es el empacado al vacío.

Cada productor tiene sus animales en sus fincas, allí manejan su crianza y los alimentan según la disponibilidad de tiempo y tradiciones.

El Ayuntamiento lojano también brinda acompañamiento técnico.

“Tenemos un veterinario que está permanentemente colaborando en la capacitación y seguimiento. Nuestra intención es que la planta funcione al cien por ciento, para ello se debe aumentar el porcentaje de producción”, sustentó Ortiz.

Anteriormente los productores vendían el cuy a Machala, Catamayo y Loja en poca escala, “porque era muy laborioso y ocupaba bastante tiempo procesarlos, ahora la planta de faenamiento no solo ayuda a la generación de valor agregado y empacado al vacío, sino que cuenta con una peladora automática que en cuestión de minutos está listo el animal para su venta o para su preparación”.

Semanalmente, en esta parroquia, producen 200 cuyes que luego salen a los mercados. La meta, según los habitantes de este sector, es multiplicar este porcentaje, por ello se refuerza el acompañamiento en las fincas y se mejora la crianza con la asistencia técnica. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: