Disposición de la secretaría de gestión de riesgos

Comunas cercanas al volcán volvieron a la alerta amarilla

- 21 de junio de 2014 - 00:00
Una turista chilena aprovecha que el volcán está despejado para hacer una foto del cráter, desde el mirador de Runtún, en Baños. Foto: Roberto Chávez│El Telégrafo

Disposición de la secretaría de gestión de riesgos

Ambato

Las malas condiciones climáticas impiden observar al coloso desde Ambato, Pelileo, Patate o Píllaro.

Sin embargo, los técnicos del Observatorio del Volcán Tungurahua (OVT), aseguran que el macizo continúa en un nivel considerado como bajo.  

Esta situación motivó a la Secretaría de Gestión de Riesgos de Tungurahua a cambiar la alerta de naranja a amarilla, en las zonas próximas al volcán. “Esto no significa que, de ser necesario, no vuelva a modificarse la alerta si el Tungurahua muestra un comportamiento más violento”, explicó la gobernadora Lira Villalva.

El 1 de febrero, se produjo a las 17:45 una explosión fuerte que lanzó a la atmósfera una columna de gases, ceniza y material incandescente que alcanzó 10 kilómetros de altura y que fue vista desde diversos puntos de la región central.

Esa noche se realizó la movilización de personas desde Chacauco, Cusúa, Bilbao, Cotaló, Pillate y otros poblados y se declaró la alerta naranja en las zonas de alto riesgo de las provincias de Tungurahua y Chimborazo.

En la actualidad, no se descarta que el coloso esté nuevamente acumulando energía.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: