Comercio informal se acrecienta con fiesta de carnestolendas

11 de febrero de 2013 - 00:00

En este feriado de carnaval los comerciantes de piscinas inflables y otros artículos de la temporada han incrementado sus ventas en la ciudad de Machala.

Los costos de los productos, incluso, han bajado en estos últimos tres días de feriado. Los vendedores esperaban con ansiedad la llegada de este feriado para vender sus productos.

Los artículos de la temporada que más demanda tienen son las vejigas, chisguetes, antifaces, piscinas inflables y espumas de carnaval.

John Aguilar, uno de los comerciantes, quien exhibe sus productos en las calles Tarqui y Olmedo de Machala, junto a otros compañeros, señaló que muchos han optado por comprar las piscinas familiares de lona o “tubo”, por ser más resistentes.

Los precios de las piscinas pequeñas oscilan entre $ 3 a $ 10, con medidas desde 61 centímetros hasta 1,68 metros, estas las compran para los niños. Las piscinas medianas inflables cuestan $ 20, mientras que la familiar (15 personas) $ 35. Las de lona medianas cuestan $ 80 y las grandes $ 95.  

Aguilar agregó que hay otras mucho más grandes que no están en exhibición por cuestión de espacio, pero que cuestan $ 250. En una caben hasta 20 personas y se las instala en patios grandes.

11-02-13-regsur-piscinas-2Los comerciantes indicaron que las ventas se han elevado y estarán hasta 10 días después del carnaval ofreciendo sus productos. Además, en estos días  del feriado bajaron los precios, pues quieren salir de la mercadería que adquirieron.

Los locales de ropa también ofrecen descuentos especiales y “combos” en diversas mercancías propias de la temporada, como trajes de baño, salvavidas, sombreros, pareos, parasoles, bronceadores y bloqueadores solares, pelotas playeras, gafas, entre otros productos.

Artículos como bombas multiuso, chalecos e infladores para brazos están a $ 3. También se ofrece el servicio de parche de piscinas.

Quienes se quedaron en la ciudad en este feriado de carnaval, aprovechan el tiempo para descansar y realizar actividades de integración familiar, como jugar y bañarse en las piscinas inflables, que varios hogares colocan  afuera de sus casas.

Así mismo disfrutan de paseos en centros comerciales y parques públicos o aprovechan para visitar a familiares y amigos.

La preparación de platos típicos, como asados y mariscos, complementan la celebración del juego de carnaval.

En estos días, en los barrios de Machala, es común observar piscinas colocadas en las veredas o en las calles, donde los niños y adolescentes disfrutan del clima.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: