El nombre significa Valle de las Calenturas Malignas

Coangue también disfruta su fiesta del carnaval

- 07 de febrero de 2016 - 00:00
En esta festividad participan personas de todas las edades y turistas de diferentes procedencias.
Foto: John Guevara/El Telégrafo

Situado en la parroquia de Ambuquí, este se ha convertido en uno de los escenarios más alegres de esta época.

El nombre Coangue significa valle de las calenturas malignas. Se lo llamó así porque según los registros históricos, en esta región se propagaron algunas enfermedades mortales como el paludismo, que prácticamente diezmó a la población nativa. Situado en la parroquia Ambuquí, Coangue se ha convertido en uno de los escenarios más alegres de las festividades de carnaval.

Según la página digital TourIbarra, el Carnaval de Coangue es una práctica cultural nueva que fue creada e institucionalizada por la Fundación Afroecuatoriana junto con la Municipalidad de Ibarra, como una alternativa para generar ingresos económicos a los habitantes de la comunidad El Chota.

El principal objetivo es difundir la riqueza cultural y ancestral de su gente a través de la gastronomía, la música bomba, la danza, los peinados tradicionales y la artesanía. Cada año, en febrero, concurren turistas provenientes de provincias como Carchi, Imbabura, el norte de Pichincha, Esmeraldas y el sur de Colombia.

Esta festividad, que se celebra desde hace más de una década en El Chota y desde 2007 en El Juncal con el nombre de Olas del Río, se ha convertido en un espacio de encuentro intercultural. Cada vez que se organiza esta fiesta, las familias también se preparan para recibir a sus familiares que, por carnaval, retornan desde Quito y Guayaquil.

Cada año, participan diferentes agrupaciones artísticas, como Los Auténticos del Valle, la banda mocha de Chalguayacu, la banda juvenil de Salinas, y otros grupos musicales que fusionarán la bomba y el son con la salsa, el reguetón, el hip hop, entre otros géneros.

Este año, al igual que los anteriores, los turistas pudieron disfrutar de la comida típica de esta tierra, como el guandul, la chicha, el fréjol, la yuca, el repe y el picadillo, que en esta región adquieren un sabor especial.

En cada carnaval, Coangue recibe a miles turistas y este año no fue la excepción. Durante los 4 días del carnaval, la gente asistió, de forma masiva, a los diferentes encuentros culturales de esta zona del país.

La historia de Coangue

De acuerdo con el sitio web AfrosWordpress, en 1475, debido a la invasión incásica, diezmó la población de Pimampiro y, aparte de la mortandad, muchos indígenas fueron deportados del valle del Chota o Coangue.

En 1540, según la crónica del corregidor Sancho de Paz, el paludismo traído por los españoles vuelve a diezmar a los indios del Chota. Una década después, los primeros estancieros españoles intentan un repoblamiento indígena, con el objeto de cultivar la vid, el olivo, el algodón y la caña de azúcar.

Al parecer, estos esfuerzos fueron productivos porque en 1570 se da una bonanza de los cultivos de coca y algodón; el censo del pueblo de Pimampiro acusa 738 indígenas.

Según el cura Antonio de Borja, en Coangue (valle del Chota), vivían 6 españoles que cultivaban viñas. Curiosamente en este lugar no había niños, así que la población tendía a desaparecer. Por estos años y ante la visión de los españoles, los nombres del Chota y de Coangue tenían muy poca incidencia.

De hecho, en las provisiones del Cabildo de Quito efectuadas entre 1583 y 1594 no figuran estos 2 nombres. Hoy, Coangue es un sitio reconocido, sobre todo, por su festividad, cuya particularidad es que se lo lleva a cabo al pie del río Chota. Allí, se juega con espuma de carnaval y con agua del mismo afluente. (I)

Uno de los principales objetivos del Carnaval de Coangue es difundir la riqueza cultural y ancestral de sus gentes. Foto: John Guevara / El Telégrafo

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: