Chimborazo no olvida a quienes han desaparecido

21 de marzo de 2013 - 00:00

En  Chimborazo se registran unos 20 casos de personas desaparecidas que todavía no han sido resueltos. Esto mientras la desesperación de  los familiares de estas personas aumenta conforme transcurre el tiempo.

A pesar de que han pasado 10 años desde que Ricardo Vásconez Martínez, de 17 años, fue reportado como desaparecido, sus seres queridos afirman  que el dolor por su pérdida ha ido creciendo cada día al no saber nada sobre él.

Ricardo salió un 27 de julio del 2003 a las 06:30  con rumbo a una propiedad en el cantón Chambo y cerca de las 17:00 llegó el primer informe a su familia de que no se conocía de su paradero. Y  desde ese día, tanto sus padres como su hermana emprendieron una serie de acciones y tramites ante la Policía Nacional y organizaciones no gubernamentales; incluso han consultado a videntes en su afán por conocer el paradero de Ricardo.

“Necesitamos saber lo que sucedió, y aunque ya ha pasado mucho tiempo, el dolor persiste. Rogamos al Gobierno Nacional que de alguna manera nos ayuden y no se olviden de los casos de nuestros familiares”, mencionó Valeria Vásconez, hermana de Ricardo.

Pero esta historia no es única. De hecho, en Chimborazo se han reportado una docena de personas desaparecidas, de las cuales no se tiene ningún  rastro.

Mauricio Mayorga, Director de la Policía Judicial (e) en Chimborazo, afirma que al presentarse estos casos, los uniformados “inmediatamente toman las acciones correspondientes y empezamos el proceso de investigación sobre la desaparición; incluso nos comunicamos con otras ciudades para que nos apoyen en la búsqueda”, añadió.

La Fundación Amauta, una ONG dedicada a ayudar a los familiares de personas desaparecidas, informó que aunque “los procesos son cerrados por la Policía, para la familia eso nunca se cierran. Es un dolor constante; incluso muchos familiares tienen la idea de suicidarse para no seguir pensando en el paradero de su ser querido”, dijp Miguel Yépez,  Presidente de esa institución.

La Fundación atiende anualmente 100 reportes de personas que desaparecen al año, y de estas “hemos resuelto el 90%. Pero necesitamos ayuda de  organizaciones gubernamentales para poder trabajar en conjunto”, refirió Yépez.

Según un estudio, los días feriados son los que más conflictos presentan. “En estas temporadas nos llenamos de denuncias de niños y niñas desaparecidas”, afirmó; y aunque no habló sobre posibles bandas  dedicadas a la trata de personas, sí dejó claro “que muchos de estos jóvenes han sido llevados a Venezuela o Colombia, prácticamente como esclavos”.

De acuerdo con datos específicos de las autoridades, la festividades que se realizan por Carnaval en los 10 cantones de la provincia, son aprovechadas por personas que tientan a  padres de familia con entregarles  cantidades de dinero por permitirles llevar a menores de edad hacia otras zonas del país e incluso otros países.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: