Cabildos azuayos se unen para la protección de 8 cóndores

- 08 de julio de 2015 - 00:00
Autoridades ambientales y los alcaldes de la zona sur de Azuay quieren proteger 8 cóndores que fueron observados en Oña y Nabón. Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

Una población de 8 cóndores habitan en los cantones Oña y Nabón, ubicados en el sur de la provincia de Azuay. Los vuelos de estas aves carroñeras, según las investigaciones, llegan hasta El Oro y también a Cañar.

Tras la muerte de ‘Arturo’ en manos de un cazador, las autoridades del Ministerio del Ambiente, junto a los alcaldes de las poblaciones donde se ha observado a esas especies, buscan ahora conformar un consorcio de municipios para protegerlos. El pequeño macho nació en las montañas de la parroquia Portete de Tarqui (Cuenca).

En uno de los riscos de la comunidad Patate, perteneciente a Nabón, el año pasado fue vista una hembra a la que llamaron ‘Mari’.

Los pobladores del sector tomaron la decisión de brindar protección al ave. “Queremos conformar la organización para elaborar un plan de manejo ambiental y declarar a esta área zona de protección municipal del cóndor. Esto lo haríamos entre los municipios de Oña, Nabón y Saraguro (Loja) que están cerca”, manifestó la alcaldesa de Nabón, Magali Quezada.

El subgerente de Etapa, Fabián Toral, indicó que el pasado abril, en el sector El Labrado, fue detectado un dormidero que posiblemente es un sitio de anidación.

Para su cuidado se trabaja con la empresa Elecaustro, mediante un convenio para implementar fototrampas. De esta manera se conocerá con exactitud si habitan o no estas aves en el sector.

El biólogo Ernesto Arbeláez informó que tras la muerte de ‘Arturo’ se ha divisado un grupo de 8 cóndores permanentes.

De ellos 5 son adultos y hay dos parejas estables. Una de ellas sería la madre de ‘Mari’, como la bautizaron los habitantes de Nabón.

“Muchas zonas todavía no han sido evaluadas, pero esta hembra nos está revelando nuevos sitios en las provincias de El Oro, Loja y Azuay. De esta forma, en el futuro podremos saber si hay otros lugares donde se refugian estas especies”, manifestó Arbeláez. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: