Ambato invierte $ 112.500 en alarmas comunitarias

- 14 de junio de 2018 - 00:00
Las sirenas son colocadas en la parte alta de postes en cada barrio beneficiario del sistema, entre ellos El Sueño, La Merced, La Presidencial y La Alborada.
Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

El monto financia 75 sistemas de alerta temprana con los que se busca reducir hurtos, abigeato y más situaciones de emergencia en el cantón.

Un total de 75 nuevos kits de alarmas comunitarias adquirió el municipio de Ambato con el objetivo de reforzar la seguridad en los barrios.

La compra forma parte del Plan de Seguridad Ciudadana que el Cabildo impulsa en diferentes sectores de la urbe, incluidas parroquias rurales.

La iniciativa está a cargo del Consejo Municipal de Seguridad Ciudadana de Ambato (Comseca). Patricia Pico, directora de la dependencia, informó que hasta el momento 15 barrios se han inscrito en el proyecto.

“La convocatoria está abierta, los líderes barriales que deseen implementar este mecanismo deben acercarse a las oficinas del Comseca, ubicadas en el edificio municipal central de las calles Bolívar y Castillo. Estimamos que las alarmas beneficiarán este año a 22.500 familias del cantón”, aseguró.

La funcionaria dio a conocer además que la inversión del Cabildo para adquirir los equipos asciende a $ 112.500. “El costo de implementación del sistema es de $ 1.800 en cada localidad, de los cuales el gobierno municipal financia el 83%, es decir $ 1.500 y el barrio costea el 17% ($300) por una duración de 10 años”, agregó Pico.

La instalación de los 75 nuevos sistemas de seguridad se efectuará una vez se hayan cubierto las 60 plazas vacantes que existen en el proyecto para 2018.

Estadísticas
El año pasado, un total de 75 alarmas comunitarias fueron instaladas y validadas en diferentes sectores de la capital tungurahuense. Entre ellos: El Sueño, La Presidencial, La Alborada,  Los Girasoles, San Isidro-Puerto Arturo, La Merced, San Jacinto, Jardín El Edén, Ciudadela Municipal, La Esperanza y El Ollero.

Durante 2017 tanto la municipalidad como los barrios beneficiarios aplicaron la fórmula de costeo antes detallada, es decir $1.500 a cargo de esta primera entidad y $ 300 por cada sector.

En total se invirtieron $ 135.000 en la instalación y validación de los 75 kits de alarmas. De este monto $ 112.500 fueron aporte directo del Cabildo y $ 22.500 por parte de los barrios.

Otras localidades que ya cuentan con este mecanismo son: centro de la parroquia Pasa, barrios Las Carmelitas, San Jacinto-La Playa (Izamba), Sol Naciente, Las Ilusiones, Santa Cruz, Jardín Ambateño y Santa Fe.

Casos de abigeato
También la Ciudadela Aeropuerto, así como el barrio San Rafael de Cunchibamba, ambos ubicados al norte de Ambato, fueron dotados con los kits de seguridad.

“Esta zona se destaca por su excelente producción agrícola y ganadera. Años atrás en varias haciendas se han registrado casos de abigeato (hurto de animales); desde que se instalaron las alarmas se han reducido este tipo de robos gracias, además, a la rápida y oportuna acción de los vecinos”, aseveró Néstor Masaquiza, dirigente barrial en Cunchibamba.

A menos de seis kilómetros de allí, en la Ciudadela Aeropuerto, también se han evitado atracos similares gracias al innovador sistema, además de agilitar la respuesta ciudadana en casos de emergencias diversas.

“En varias ocasiones los vecinos han alertado de incendios forestales por medio de las sirenas, ante lo cual la población entera acude de inmediato al lugar. Si bien la instalación de los kits se hizo hace dos años, aquí funciona un comité local de seguridad desde 1985, por medio del cual hemos reducido el abigeato gracias a la organización de rondas nocturnas”, comentó Francisco Calucho, agricultor de la Ciudadela Aeropuerto.

¿Cómo funciona?
El mecanismo de alerta comunitaria se instala en un lugar alto del barrio beneficiario, preferentemente en la cima de un poste. Se acciona con una llamada telefónica desde un teléfono celular.

Al instante se encienden las sirenas y los usuarios reciben un mensaje con la ubicación y nombre de la persona que activó las alertas.

Las situaciones que ameritan el encendido de alarmas, además de robos son: asaltos, secuestros y homicidios, presencia de personas sospechosas en horarios inusuales, peleas de pandillas, riñas callejeras o familiares, incendios y accidentes domésticos.

“La alarma es un mecanismo disuasivo y participativo, e implica una gran responsabilidad de los vecinos a fin de hacer un correcto uso”, concluyó la titular de Comseca. (I)

A la par de la dotación de sistemas de alerta temprana, en Ambato personal policial refuerza la seguridad de la ciudad por medio de patrullajes.A la par de la dotación de sistemas de alerta temprana, en Ambato personal policial refuerza la seguridad de la ciudad por medio de patrullajes. Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: