Grupo GLBTI asegura que medida es de gran apoyo para su inclusión social

3 uniones de hecho se registran en Manabí

- 29 de octubre de 2014 - 00:00
Desde que el Registro Civil de Manabí dio luz verde al registro de las uniones de hecho, solo tres parejas se han casado. Foto: Cortesía

Grupo GLBTI asegura que medida es de gran apoyo para su inclusión social

Un mes luego de autorizarse el inicio del trámite para legalizar las uniones de hecho en Manabí, algunas personas en las instalaciones del Registro Civil, en Portoviejo y Manta, han averiguado los requisitos para formalizar, ante la ley, su relación. Pese a las preguntas, hasta el momento, solo tres parejas han oficializado su relación.

La primera fue la conformada por Jaime Vinces y Milta Macías, quienes tras 47 años de estar juntos decidieron legalizar su vínculo. Otras dos parejas realizaron el trámite en Manta.

“Nosotros, como institución, tenemos la competencia para registrar el estado civil de las personas. Los interesados nos traen un documento emitido por un notario o por disposición judicial, pues es a ellos a quienes les corresponde todo el trabajo de análisis de verificación y legalidad, y el Registro Civil se encarga del registro de lo que se nos envía”, expresó Fernando Fiallos, director provincial de la institución.

Para dar paso a este proceso, primero se cancela $ 50. Luego, los solicitantes concurren al módulo. El operador ingresa el número de cédula de ambos, el sistema carga  la información y verifica, se imprime el documento de unión de hecho y finalmente la pareja recibe sus nuevas cédulas con el estado civil oficializado.

‘Shane’, quien prefiere omitir su nombre y es parte de la comunidad de gays, lesbianas, bisexuales, trans e intersex (GLBTI), ha convivido tres años y medio con su pareja, a la que conoce desde 2007. Ha pensado registrar su relación como una unión de hecho. “Es un tema que venimos pensando hace dos años”, expresó.

Afirmó que, por el momento no lo hará, “quizás en unos meses”. Destacó además que Polet Pico, presidenta de la fundación Luvid de la comunidad GLBTI, es su asesor en este tema.

Rubí Martínez lleva 10 años con su pareja. A ella le es indiferente el registro de la unión de hecho. “Creo que no necesito de documentos para estar de por vida con mi pareja”, aseguró la joven, quien también es parte de la comunidad GLBTI. Con su pareja comparten gastos, pues  ambos trabajan: él de albañil y ella de chef.

De su parte, Yomaira Alvia resaltó que la implementación de la unión de hecho es un paso fantástico para los trans. “Esto nos va a dar más fuerzas”, dijo.  

Mi género en mi cédula

La comunidad GLBTI en Manta dio a conocer en días pasados la propuesta ‘Mi género en mi cédula’. Polet Pico explicó que el proyecto propone que en la cédula se señale el ‘género’ de la persona y no su ‘sexo’, como es en la actualidad.

“Buscamos que sea un documento que refleje nuestro género y no nuestro sexo. Así, quienes cambien sus nombres de masculino a femenino o viceversa, puedan cambiar su género sin perjuicio del sexo, que se registra en su partida de nacimiento”, acotó.

El coordinador de la Fundación Luchando por la Vida, Xavier Cedeño, expresó que este pedido se sustenta en los derechos contemplados en la Constitución y representa un equilibrio para sus vidas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: