El Centro Histórico de Cuenca muestra una nueva cara luego de 18 meses

La remodelación de este sitio histórico de Cuenca tardó más de lo previsto. Los kioscos de venta de ropa y artesanías tradicionales mejoraron su imagen.
29 de enero de 2019 00:00

A un costo de $ 1’372.596 finalizaron los trabajos de reconstrucción de la Plaza de San Francisco, situada en el Centro Histórico de Cuenca.

La obra se ejecutó durante 18 meses y será entregada este martes 29 de enero por parte de la Municipalidad de la capital azuaya.

El lunes 28 de enero se realizaban los últimos arreglos y se retiraban las vallas que servían para proteger los trabajos. Mientras que a un costado los obreros informales de la construcción seguían ocupando un espacio en esta plaza, pese a que el Municipio les levantó un local en el coliseo Jefferson Pérez. Allí podían ser contratados por la ciudadanía que necesita carpinteros, albañiles o gasfiteros.

Las obras comenzaron en julio de 2017, y para noviembre de 2018 estaba prevista su entrega, pero no sucedió. Posteriormente se dijo que para diciembre del mismo año quedaría lista, lo cual tampoco se cumplió. Recién para el martes 29 de enero por la noche será la inauguración oficial.

No todos los ciudadanos están de acuerdo con las obras realizadas. “No veo mayores cambios, es una explanada y nada más”, criticó Carmen Narváez, quien transitaba por este lugar. Mientras que Jorge Carrión señaló que el primer proyecto no fue aceptado y era más llamativo.

De esta forma se vendía anteriormente la ropa y artículos tradicionales. Ahora los comerciantes disponen de casetas modernas para su labor.De esta forma se vendía anteriormente la ropa y artículos tradicionales. Ahora los comerciantes disponen de casetas modernas para su labor. Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

El presidente de los comerciantes que tienen sus puestos de venta de ropa, Gustavo Ávila, precisó que les preocupa el precio de arrendamiento que tendrán los locales y que -según él- llegaría a los $ 160 mensuales.

Ávila explicó también que 36 personas se quedaron sin puestos de venta ya que la capacidad de este sitio es solo para 98. “Estamos buscando las alternativas para que todos tengan trabajo”, indicó el dirigente.

El director municipal de Áreas Históricas y Patrimoniales, Xavier Aguirre, informó que, con base en la consultoría realizada por la Universidad de Cuenca, se tomó en cuenta la constatación en el listado de categorización generado por Universidad de Cuenca en 2015. También el proporcionado por la Dirección de Áreas Históricas en 2017. Además deben tener un historial de comercio en la plaza.

Por otra parte, deben efectuar una sola actividad económica y no pueden tener un cónyuge que desarrolle actividad comercial en la misma plaza, finalmente que los puestos no son heredables.

El director acotó que para el resto de comerciantes se analiza la posibilidad de ubicarlos en otros lugares que están destinados para el comercio, como es el caso del Pasaje León.

La Plaza de San Francisco, según el funcionario, tiene una transformación después de 50 años de espera. “Un espacio que está liberado de un caos que se vivía anteriormente, hoy por hoy es un sitio restaurado que está a disposición de propios y extraños”, acotó Aguirre.

Los trabajos se realizaron en un área de 5.000 metros cuadrados. La Plaza de San Francisco tiene una importancia histórica para la ciudad.

Según Ricardo Márquez Tapia, en su publicación Cuenca Colonial (1980), en 1558, Gil Ramírez Dávalos decidió construir un espacio público dedicado al intercambio comercial de productos agrícolas en este sitio. (I)

Vista de la Plaza de San Francisco remodelada. Cuenta con una pileta en su interior y espacios amplios.
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado