Los choferes se quejan del mál estado de las calles

En Santa Rosa sube el pasaje urbano sin autorización

Los funcionarios de movilidad de esta ciudad de El Oro aseguran que aún no existe acuerdo para elevar la tarifa.
01 de junio de 2017 00:00

Machala.-

En la población de Santa Rosa, en la provincia de El Oro, existe malestar por el aumento arbitrario en la tarifa del transporte urbano.

Los usuarios indicaron que hay cooperativas que han aumentado el costo de $ 0,25 a $ 0,30, en el pasaje sin que exista autorización legal para ello. La Empresa de Movilidad y Transporte Terrestre del cantón (Emovtt) informó que el precio del pasaje urbano sigue siendo de $ 0,25 centavos.

Liliana Márquez Ordóñez, gerenta de la Emovtt, reconoció que durante los últimos días se presentaron irregularidades por un aumento de la tarifa, que no ha sido autorizado por los organismos competentes. “Sabemos las necesidades que tiene el sector de la transportación, por tal motivo, desde hace varios meses trabajamos con ellos en un proceso de modernización de las unidades de transporte”.

La funcionaria insistió en que hay el ofrecimiento de los choferes de mejorar el servicio en beneficio de la ciudadanía, especialmente en el trato al pasajero.

“Hemos dialogado y llegado a un acuerdo con la dirigencia de la transportación urbana, estableciendo un compromiso de continuar respetando el valor actual”, indicó la funcionaria.

Para un reajuste existe un proceso técnico y legal que -una vez cumplido- deberá ser socializado con la ciudadana y la información oficial respectiva difundida.

Sin embargo, los usuarios se quejaron por la decisión arbitraria de los transportistas y pidieron la actuación de las autoridades. Franco Loaiza, ciudadano santarroseño, expresó que, desde la semana pasada, la cooperativa Ciudad de Santa Rosa cobra $ 0,30 por el pasaje, sin que haya un anuncio sobre el tema.

“No estamos en contra del alza, pero al menos los buses deben mejorar. Ellos culpan que las calles están dañadas, pero eso ya le corresponde al Municipio, el usuario no puede cargar con esa responsabilidad”, afirmó el ciudadano.

Efectivamente, los choferes se quejan porque varias calles están sin asfaltar y otras han sido destruidas, mientras la regeneración avanza lentamente.

Ernesto Torres, chofer de bus, manifestó que el sector de la transportación se ha comprometido a mejorar el servicio, a fin de que la colectividad apoye un posible aumento de las tarifas. (I)