En vilcabamba, desde ayer, se cumple el v foro climático que analiza las variaciones del tiempo en el país

El exceso de humedad daña los víveres

En vilcabamba, desde ayer, se cumple el v foro climático que analiza las variaciones del tiempo en el país
16 de mayo de 2014 00:00

Los comerciantes de hortalizas, legumbres y frutas sienten preocupación, pues algunos de sus productos presentan daños y otros han incrementado los precios, por las intensas lluvias que cayeron sobre Cuenca y el Azuay, en los últimos días.

Gabriela Zhagui, quien tiene un local en el mercado 10 de Agosto, tuvo que botar a la basura algunas  lechugas que no vendió el miércoles, pues estaban mojadas. “Cuando no llueve, vienen secas y hay que esperar unos 3 o 4 días para venderlas, pero ahora como están con agua no podemos tenerlas más de un día, sino se dañan”, acotó.

Lo mismo sucede con la yuca. En épocas de sequía pueden ser expendidas hasta en una semana, pero en la actualidad se pudren en pocas horas y hay que desecharlas, agregó.

Zoila Rodas, quien comercializa productos cultivados en San Joaquín, manifestó que hay un aumento en el precio de la lechuga, debido al temporal. “Una grande en días normales cuesta unos $ 0,20, pero ahora están a $ 0,35 y $ 0,40”, sostuvo.

El valor de la libra de cebolla colorada, proveniente de Santa Isabel, también se incrementó de $ 0,25 a $ 0,50. De igual manera, el precio del atado de la cebolla blanca registra un aumento del 50%. “Lo que antes costaba $ 1 ahora está a $ 1,50. Las ventas están bajas”, apuntó Martha León.

Mariana Urgilés, comerciante de frutas del mercado, manifestó que ha sufrido pérdidas en sus ingresos a raíz de las lluvias. Agregó que en días de sequía, las frutillas y moras podían mantenerse en stock por 3 días, en tanto que ahora en ese tiempo se dañan. “Ahora la libra de frutilla está en $ 1,50 y en los días en los que no hay lluvia está en $ 1,00 o máximo $1, 25”, comentó.

El quintal de la papa conocida como superchola, que es comprada a productores de la provincia del Cañar, del cantón Paute y de la ciudad de Ambato, pasó de $ 22 a $ 25. Esto obligó a que María Barros exija por la libra de este producto $ 0,40; $ 0,5 más que el valor regular. “Lamentablemente sí han subido un poco los precios, pero es entendible por las lluvias”, comentó Jessica Robles, compradora del mercado.

Deslaves en varias zonas

La Secretaría de Gestión de Riesgos reportó derrumbes en varias zonas de Azuay y Loja. El más complicado ocurrió la noche del miércoles en Molleturo.

Un amplio tramo de la carretera quedó bloqueado y hasta el cierre de esta edición maquinaria de varias entidades trabajaba para despejar el camino. Un carril estaba habilitado hasta la tarde y los autos pasaron.

Algo parecido sucedió en la Saraguro–Cuenca, donde hubo un deslizamiento que afectó 10 m de la calzada. La carretera estuvo cerrada.

En Loja, técnicos de la Secretaría estuvieron en Quinara con el fin de evaluar la situación tras el desbordamiento de la quebrada Huahuanga.

En Vilcabamba, desde ayer, se cumple el V Foro Climático Nacional. Expertos en la materia  analizan la situación climatológica del país. Vanessa Coronel de la Universidad Nacional de Loja, se refirió a la vulnerabilidad de la región sur del país.

Personal de la entidad de riesgos se trasladó hasta Atahualpa para analizar el estado del cerro que amenaza con ceder en la parroquia San José. En Morona Santiago, la vía Macas-9 de Octubre permaneció cerrada a consecuencia de un alud en al menos 15 m de la calzada.

Personal de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC), ayudó a que unos cuantos carros pudieron cruzar. Equipo pesado del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), continuaba hasta ayer en la zona.

Varios víveres subieron de precio en los mercados de Cuenca debido a los daños en las fincas. Foto: José Luis Llivisaca/ El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado