Dos conductores son llevados a prisión en la capital azuaya

25 de julio de 2012 00:00

Llegaron las sanciones para los infractores por conducir a exceso de velocidad. William Quezada fue el primero en llegar hasta el Juzgado Segundo de Tránsito en la tarde de ayer.

El juez Freddy Mulla realizó el juzgamiento, por lo que el hombre tendrá que pagar una multa de $262, tres días de prisión y se le impondrá una rebaja de 10 puntos en su licencia de conducir. 

Según el juzgamiento, Quezada estaba conduciendo su vehículo  a más de 140 kilómetros por hora, cuando en la vía rápida Cuenca- Azogues la velocidad máxima  permitida es de 100 k/h.

Quezada en su comparecencia reconoció que cometió la infracción y dijo que llevaba apuro por ir a poner gasolina, ya que su carro estaba a punto de quedarse sin combustible.

El segundo en ser juzgado fue Pablo Moscoso, quien también reconoció su error y dijo que tenía prisa por llegar hasta la ciudad de Azogues por una emergencia. El conductor también fue sancionado con tres días de prisión, el pago de la misma cantidad de dinero y la rebaja de los 10 puntos en su licencia.

Tras el juzgamiento los dos fueron trasladados hasta el Centro de Rehabilitación de Varones de Cuenca, en medio de la tristeza de los pocos familiares que llegaron hasta el Juzgado para acompañarles.

Para el juez Freddy Mulla estas situaciones se dan por falta de cultura, imprudencia y mala actitud de algunos conductores que desconocen que existen leyes y reglamentos en el Ecuador y que por ende cometen las infracciones como las que se dieron ayer. 

Ayer el número de infractores fue de 18 hasta las 17:30 y sumados los del lunes son 29 en total los conductores sancionados, dos de ellos con prisión de tres días de cárcel.

Este martes la policía puso el operativo en la autopista Cuenca-Azogues, esta vez a la altura del cuartel Dávalos. Ayer parece que los conductores se olvidaron de los controles y de los límites de velocidad. Según el sargento Néstor Almagro los conductores no hicieron caso a las leyes de tránsito: “hay personas que siguen conduciendo a alta velocidad; no saben que sus vidas están en peligro”, dijo el Policía a cuyo cargo estaba el operativo que se hizo desde las 10:00 hasta las 12:00 y de 15:00 a 18:00 con el fotorradar que ayuda a medir la velocidad que imprimen los conductores.

“La verdad, a veces uno no se da cuenta de la velocidad que lleva”, dijo el chofer Fabián Carreño, mientras se dirigía a la ciudad de Azogues. De su lado, René Morocho manifestó que este tipo de controles va a permitir que existan menos accidentes de tránsito en la vía, “pero no necesariamente debemos pensar que la policía está controlando, sino que debemos cuidar nuestra propia vida”, indicó el conductor.

En los dos días de control que realiza la policía con los fotorradares han sido detenidos en Cuenca cerca de 30 conductores por excederse en la velocidad.

Según el jefe de Tránsito en el Azuay, Mauricio Guerrero, los operativos serán sorpresivos en distintos sectores de Cuenca y en las carreteras que llevan a otras provincias del Austro.

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado