Se construirá con un aporte chino, que se recuperará a través del peaje

Obra vial en Quito obliga al traslado de un barrio

Vecinos reclamaron ayer al alcalde la falta de información sobre los efectos del paso lateral al túnel Guayasamín.
06 de abril de 2016 00:00

Vecinos del barrio Bolaños, ubicado en el oriente de Quito, esperaron ayer más de una hora para dialogar con el alcalde Mauricio Rodas. Llegaron temprano a la ceremonia de inicio de la construcción del paso paralelo al túnel Guayasamín, que conectará la urbe con el valle de Tumbaco.

Se acercaron a pesar de que no los invitaron, pues dijeron no conocer detalles de la obra, aunque están seguros de que los afectará.  Al finalizar el discurso del alcalde gritaron consignas para que los escucharan, pero fueron acallados por el equipo de seguridad municipal.

Aguardaron que Rodas efectuara la ceremonia de arranque de las obras y hablara por cerca de 20 minutos con la prensa. Solo entonces y antes de retirarse, la primera autoridad de la ciudad se acercó a ellos.

Rodas inició diciendo que seguirán dialogando hasta lograr un arreglo. Los ciudadanos respondieron que hasta ayer no se habían iniciado las conversaciones.

El alcalde insistió y ellos le aclararon que solo habían recibido la visita de funcionarios municipales a raíz del sismo de 4,1 grados del 15 de marzo, quienes realizaron un censo. El burgomaestre les prometió que el próximo sábado arrancarían las conversaciones.

Según Rodas, 40 familias integran el barrio Bolaños y deberán salir de la zona para que se construya el paso lateral. Los pobladores lo contradijeron y aseguraron que son unas 130 familias con 1.000 integrantes.

Una parte tiene títulos de propiedad, mientras que la mayoría ocupa predios que aún no han sido regularizados.

De acuerdo con el alcalde, la ejecución del proyecto vial debe ser vista como una oportunidad para mejorar la situación del sector, que ocupa una zona de riesgo. Sobre la obra, señaló que se concretará mediante un convenio de alianza con la empresa China Road and Bridge Corporation (CRBC) firmado el lunes.

La empresa china invertirá $ 131 millones, que recuperará esos recursos mediante la administración de la vía Interoceánica, lo que incluirá la captación del dinero que se paga en el peaje.

Rodas dijo en su programa radial, el miércoles pasado, que el convenio tendrá vigencia de 30 años. Unos 34.000 vehículos circulan a diario por el sector. (I)

Te recomendamos

Las más leídas