El IESS invertirá en la construcción del MetroQ

02 de julio de 2013 00:00

La construcción de la  estación multimodal El Labrador, que forma parte de la Fase 1 del Metro de Quito, tiene un avance del 11% y ayer el alcalde Augusto Barrera constató los trabajos y anunció que en los próximos días iniciará el derrocamiento de los hangares ubicados en la avenida Amazonas -pertenecientes al antiguo aeropuerto- para la  construcción de  un nuevo bulevar.  

Explicó que es imposible trazar una  ruta en línea recta porque las estaciones se  eligieron según los sitios  de mayor demanda de pasajeros. Se estima que el pasaje costará entre $ 0,40 y $ 0,45 con conexión a otros corredores. Y aprovechó para referirse a la futura estación Plaza del Teatro, la cual permitirá trabajar en la recuperación del sector.

El gerente de la Empresa Pública  Metro de Quito, Édgar Jácome, informó que en la estación El Labrador se conectarán los corredores Central Norte, Carapungo y Mitad del Mundo. Además, dijo que todas las estaciones del Metro estarán conectadas con ejes transversales y se integrarán a estaciones ya  construidas como Quitumbe y El Recreo.

Asimismo, el burgomaestre destacó la capacidad del nuevo sistema de transporte subterráneo porque  cada tren tendrá  seis vagones, es decir, transportará a 1.500 personas o el equivalente a 10 unidades de Trolebús.

Y desestimó la propuesta de construir un bus aéreo porque su capacidad es para apenas 60 personas, cuando la necesidad es contar con un sistema ferroviario de calidad que pueda soportar hasta 40 mil pasajeros hora/dirección. “Esto se logra solo multiplicando el número de frecuencias y vagones para atender hasta un millón de pasajeros diarios”, enfatizó Barrera.

Recordó que la llegada de las tuneladoras sucederá cuando se contrate la fase 2 del Metro, que al momento está en proceso de licitación y ya tiene siete consorcios de Europa, Asia y Latinoamérica precalificados. A la vez, indicó, que  pronto iniciará  la licitación de los trenes y el material rodante.

Con respecto al financiamiento, agregó que el Metro requiere la  certificación de organismos de crédito como el BEI, CAF, BID y, en pocos días, lo hará con el IESS para la titularización de fondos futuros y estaría listo a fines de julio. “El IESS actúa con un fondo mixto de inversión y cubrirá $ 170 millones. La plata proveniente de este organismo generará rentabilidad para los afiliados”, expresó el alcalde, quien se reunirá hoy con el director del IESS, Fernando Cordero.

Además, informó que en los próximos días habrá una reunión con los representantes de la Unesco para conocer con exactitud cuándo llegará la delegación permanente que verificará la construcción del Metro, en especial, en el Centro Histórico.

La construcción de las estaciones El Labrador y La Magdalena (en el sur de Quito), está a cargo de la empresa española Acciona Infraestructuras, ganadora de la licitación en agosto de  2012. En El Labrador, en los próximos meses, arrancará el armado de  la primera de tres tuneladoras urbanas con la que se ejecutará el túnel de 22 kilómetros que conectará a Quitumbe con El Labrador y 15 estaciones intermedias.

Hasta la fecha se ha realizado el armado, encofrado y fusionado de 361 metros lineales de muretes guía para las pantallas que conforman la estación. Se han soldado armaduras para 29 pantallas y se ejecutaron 22 pilotes de los 184 programados.

También avanza la excavación de la rampa de desalojo de la estación. La estación El Labrador se sitúa en la cabecera sur del antiguo aeropuerto y su costo es de $ 41,5 millones.