Rodas presentó la línea norte en ese lugar en 2015

El proyecto Quitocables tiene nuevo cambio

- 03 de junio de 2016 - 00:00
En mayo de 2015 el Municipio planeaba construir la primera estación de la línea norte del proyecto de transporte en teleféricos en este punto de Pisulí.
Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

Se propone que Pisulí no esté integrado directamente al sistema de movilidad.

La línea norte del proyecto Quitocables no integrará, al menos en un inicio, al sector de Pisulí, sino únicamente al barrio La Roldós. Esa es la propuesta que hace la Escuela Politécnica Nacional (EPN) al Cabildo, según reveló Carlos Baldeón, director del proyecto y docente de la universidad.

Esto ocurre a pesar de que el 14 de mayo de 2015, el alcalde Mauricio Rodas realizó la presentación de la línea 2 del sistema de transporte a bordo de teleféricos, justamente en Pisulí. La autoridad anunció aquel día que la estación La Ofelia estaría unida a través de los Quitocables con ambas zonas del noroccidente de Quito.

El mismo día, el burgomaestre aseguró que arrancarían las obras de adecuación en el parque de Pisulí, sitio donde se construiría la estación  de salida de la línea azul.

Días atrás, Marlene Pinto señaló que “la intervención se cumple a medias”. Dijo que hace pocos meses se intervinieron algunas vías y espacios verdes, pero el parque Curiquingue sigue en mal estado.

“Hace más de 3 meses el Municipio colocó en los alrededores del parque Curiquingue pancartas sobre el proyecto; pero hasta el momento no vemos la obra como tal”, dijo Pinto.

Según el cronograma municipal, la construcción de la línea norte debió arrancar durante los primeros meses del año. De acuerdo con el alcalde, su ejecución tomaría de 12 a 14 meses, con lo que debía concluir durante los primeros 4 meses de 2017.

No obstante, Rodas señaló el miércoles que recién el 30 de mayo la EPN le entregó los estudios complementarios sobre el proyecto de transporte. Añadió que en las próximas semanas se iniciaría la construcción.

La modificación del trazado de la línea norte se suma a los cambios anunciados para la ruta sur.

En un inicio se contemplaba que  esta uniera al sector La Argelia con la zona de la Mena 2. El año anterior, sin embargo, se conoció que esta línea se extendería hasta el cantón Rumiñahui con el fin de volverla redituable.

La inversión inicial en los Quitocables bordearía los $ 40 millones. El arranque de estos trabajos está previsto en el presupuesto municipal, de acuerdo con el Plan Operativo Anual (POA) del Cabildo. En este se prevé concluir diciembre con un avance de al menos el 30% del proyecto.

No obstante, la primera línea de los Quitocables que se construiría (La Roldós-La Ofelia) ha enfrentado a detractores en las últimas semanas. Esto porque los moradores de la urbanización El Condado no están de acuerdo con el trazado propuesto, que plantea que las cabinas crucen una parte de esa ciudadela capitalina.

Según los representantes del conjunto privado, 3 columnas se construirían al interior de la urbanización. Argumentan, además, que se violaría su derecho a la privacidad y se destruiría el paisaje urbano.

Sobre esto, Rodas aseguró el miércoles que el bienestar colectivo está sobre el individual. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: