Rodas tiene pendiente el 55% de su oferta vial

- 11 de mayo de 2016 - 00:00
Hasta el momento se realiza la remoción de la tierra, en donde será el paso paralelo al túnel Guayasamín.
Foto:Carina Acosta / El Telégrafo

El alcalde de Quito emprendió 5 obras hace 2 años, de las cuales 2 se iniciaron en la pasada administración.

El parque automotor rebasa los 400.000 vehículos en Quito, donde el crecimiento anual de este indicador bordea el 9%, de acuerdo con datos municipales.

Con la idea de facilitar la circulación diaria de esa cantidad de automotores, el alcalde Mauricio Rodas propuso en su plan de campaña 11 proyectos viales.

Cuando ha transcurrido la mitad del período de Rodas se ha culminado uno y 4 más están en marcha, de los cuales 2 estaban en ejecución en la administración pasada y formaban parte del plan vial para la capital, coordinado entre la Alcaldía anterior y el Gobierno Nacional.

Uno es la fase II de la Ruta Viva  (único concluido) y el otro es la extensión de la avenida Simón Bolívar hasta la zona de Pomasqui. Este último proyecto fue suspendido varios meses por razones de seguridad por los sismos ocurridos en la ciudad en agosto de 2014.

Las otras obras iniciadas en estos 2 años transcurridos son el intercambiador que se edifica en el ingreso a Carapungo (extremo norte), otro distribuidor de tráfico en la intersección de las avenidas Eloy Alfaro y Granados (centro-norte) y el paso paralelo al túnel Oswaldo Guayasamín.

Este último, bautizado como solución Guayasamín, también formó parte del plan vial concebido por la administración de Augusto Barrera.

La construcción del paso paralelo inició el 5 de abril a través de una asociación con la empresa china Bridge and Road Corporation (CBRC).

La compañía tiene impedimento del Banco Mundial hasta enero de 2017 para participar en procesos en los que la entidad multilateral aporte recursos. Esta prohibición  se aplica a firmas sobre las que recaigan cuestionamientos de la legalidad de sus procedimientos.   

El convenio establece que CBRC invertirá $ 131 millones en la obra. A cambio, administrará y mantendrá el eje vial Guayasamín (Interoceánica), incluido el cobro del peaje, durante 30 años, lo que incluye el aumento paulatino de la tarifa de circulación.

De las obras en marcha, la de más problemas es el intercambiador de Carapungo. Esto ha incluido retrasos en la ejecución, pues el plazo inicial previsto para que la construcción culminara era diciembre pasado. Dicho término, sin embargo, fue pospuesto hasta fines del mes próximo, según declaraciones del gerente de la empresa municipal de obras públicas, Alejandro Larrea.

Mientras tanto, en la edificación hubo contratiempos en lo que va del año. Estos incluyeron el colapso de una pared en el paso deprimido, el 13 de enero, que conecta la Panamericana Norte con la calle Luis Vaccari.

Dicha rampa también se inundó el pasado 29 de marzo. En tanto,  la rampa que une la carretera con la avenida Simón Bolívar se anegó el 23 de febrero.

6 obras pendientes

Entre los 6 proyectos ofertados y que están en espera se encuentra la conexión vial este-oeste de la ciudad, que comprendía la construcción de túneles, pasos elevados e intercambiadores.

Otro es el proyecto que conectaría las avenidas Simón Bolívar,  Mariscal Sucre y la autopista General Rumiñahui.

Otra promesa de campaña que Rodas tiene pendiente es la vía de conexión Gualo-Tababela, que recogía una idea planteada durante la administración municipal de Paco Moncayo.

De igual manera, faltan la construcción de obras como la implementación de carriles de aceleración y desaceleración, paradas de buses y pasos peatonales en El Condado y San Carlos, además de la edificación de nuevos túneles en la avenida Mariscal Sucre. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: