El evento se realiza desde hace 25 años en la capital

En Atahualpa se visibilizó la cultura de la ruralidad

- 12 de agosto de 2017 - 00:00
El próximo año, el Encuentro de las Culturas de las Parroquias Rurales se realizará en Calacalí.
Foto: Cortesía Municipio de Quito

Representantes de las 33 parroquias rurales y cinco comunidades ancestrales de Quito mostraron su creativa.

La riqueza cultural de la ruralidad del Distrito Metropolitano de Quito (DMQ) se apreció en el Encuentro de las Culturas de las Parroquias Rurales.

Desde hace 25 años, las parroquias y comunas se citan anualmente en esta fiesta.

Del 27 de julio al 6 de agosto las 33 parroquias rurales del DMQ y las cinco comunas ancestrales realizaron una serie de actividades.

Las más importantes tuvieron lugar el pasado fin de semana en la parroquia Atahualpa, ubicada en la llamada zona norcentral de Pichincha, sede del encuentro de este año. El arranque de la festividad mayor fue el desfile realizado por las principales calles de Atahualpa.

El desfile de comparsas y toma de la plaza integró a los actores rurales con los visitantes. Participaron personajes tradicionales como los capariches, payasos, capitanes, yumbos, remedones, carishinas, etc.

El cronograma general arrancó con la Megaminga de la Ruralidad. También se realizaron festivales de juegos tradicionales, concursos de música y danza kuripuma; una galería de la mujer rural con el nombre ‘Historias para vivir y contar’, entre otras actividades.

También se realizó la Feria Artesanal y Productiva de las Parroquias Norcentrales, en la que cada una contó con un espacio para exhibir y vender productos elaborados.

Parte de este encuentro fue el Corredor Lúdico Cultural, un espacio dinámico que se formó en las calles Vicente Arias e Intiñán desde el Parque Central hasta el Estadio de la Liga parroquial Atahualpa, con una variedad de expresiones artísticas y lúdicas para conectar y conducir al público hacia el escenario principal de la Fiesta Mayor de la Ruralidad.

En este corredor hubo expresiones culturales a través de pintura, escultur, artesanías, murales, juegos, fotografías, arte callejero, entre otras muestras realizadas por los vecinos de las parroquias y de otras zonas.

Varias parroquias se unieron el 4 de agosto a la ruta turística ‘Los caminos del arriero’.

Los visitantes fueron divididos en grupos de 60 personas y trasladadas en buses a cuatro destinos.

Humberto Guerra, dueño de un criadero de truchas en Atahualpa, explicó el proceso de producción del salmónido y resaltó que no utiliza ningún tipo de elementos químicos para su crecimiento. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: