El hombre que solo fue superado por Mandela

- 24 de noviembre de 2019 - 00:00

“No creo que alguien pueda llevar su juego a la perfección. Bueno, solo si eres Federer”. La leyenda del tenista suizo genera minuto a minuto un nuevo elogio cargado de belleza, sorpresa o agradecimiento.

Fanáticos, especialistas y glorias del deporte blanco han debido acudir al diccionario y tal vez, inventado uno que otro término, para describir una proeza más de “Su Majestad”, que sigue disfrutando como un niño dando sutiles raquetazos contra rivales que se inclinan ante su figura talentosa y carismática.

Un caso de esos es Novak Djokovic, hasta hace pocas semanas número 1 del mundo, y quien generó la frase que abre esta columna. Un tenista que ha podido jactarse en distintas ocasiones de ser el mejor del mundo, pero dejando en claro que el calificativo de más grande de la historia es de exclusiva propiedad de Federer.

Porque hasta los seguidores de Nadal, el número 1 actual, se quedaron sin piso cuando el también fantástico tenista
español dijo sin tapujos: “Si alguien dice que soy mejor que Roger, no tiene ni idea de tenis”.

El mundo se ha deleitado a través de la televisión con la maestría de un deportista que extendió su exitosa carrera cuando nos preparábamos para su adiós hace tres o cuatro años, pero su calidad técnica y el amor por el deporte le permitieron seguir recorriendo territorios para que seguidores y no seguidores puedan constatar que sí es de carne y hueso.

Así como le ocurrirá este domingo 24 de noviembre de 2019 a 14.500 ecuatorianos, que tendrán la posibilidad de ver a su ídolo, vigente y aún en la élite, ahí, cerquita, a metros de distancia.

Lo más probable es que cuando usted lea este texto “Su Majestad” ya esté dejando sus huellas por las calles de la capital, que guardará en la memoria como un día inolvidable la visita del actual número 3 del planeta, de aquel que se ganó las reverencias de Agassi, Sampras, McEnroe, Navratilova, Wilander, Maradona, Michael Jordan -su ídolo- y centenares de glorias más.  

Una encuesta realizada en 2011 a más de 50.000 personas en 25 países arrojó que solo Nelson Mandela -fuente de inspiración del suizo y sudafricano como su madre- era más respetado que Federer en el planeta. El estudio evaluó la reputación de las 54 figuras públicas más conocidas en la política, los negocios, la cultura y el deporte.

Ocho años después “Su Majestad” -que se quedó con ganas de conocer a Mandela- pisará el coliseo General Rumiñahui y permitirá que los asistentes cuenten luego con orgullo: “Yo conocí a Federer”. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: