Hemos dado pasos gigantes

- 24 de mayo de 2019 - 00:00

En el país se han dado pasos muy importantes respecto a la recuperación y fortalecimiento de la libertad de expresión, sobre todo una vez que han transcurrido dos años del gobierno del presidente de la República, Lenín Moreno.

Obviamente durante los diez años del régimen anterior, quienes hacemos comunicación social teníamos una especie de soga al cuello, sobre todo los periodistas que queríamos informar o dar a conocer a la opinión pública acontecimientos o temas de interés que estaban ocurriendo, pero las limitaciones eran enormes, más aún con la implementación de la Ley Orgánica de Comunicación.

Por eso reitero que ahora, como país, hemos dado un paso gigante poniendo como balance esos tiempos bien definidos. Sin embargo, desde el punto de vista académico no podemos estar del todo satisfechos. Considero que todavía hay mucho camino por recorrer en aras de consolidar la libertad de expresión.

El hecho es que el periodismo investigativo está tratando de salir adelante, pero todavía atraviesa muchas dificultades; esto se debe a que todavía existen presiones por parte de determinadas autoridades cuando se quiere ventilar o comprobar una denuncia. Todavía eso resulta peligroso para el periodista.

Otro aspecto que es necesario  remarcar es el hecho de que la comunicación todavía sea considerada como un servicio público, y eso también nos crea un problema; si bien existen voces desde el Ejecutivo de que puede tratarse con una reforma. En síntesis, todavía existen escollos que se deben superar para que haya una plena libertad de expresión.

Mención aparte merece destacar la iniciativa del Gobierno en la creación del Comité para la Protección de los Periodistas, luego de los hechos ocurridos el año pasado en la frontera norte con el lamentable asesinato de los comunicadores de El Comercio.

No obstante, hay que recordar que siempre y durante todo el tiempo la actividad periodística es una profesión de riesgo, en cualquier tipo de gobierno, más aún en regímenes totalitarios. Por eso pienso que debemos aprender y entender a esta profesión.

Hay algo interesante que promueve Reporteros Sin Fronteras, que es la puesta en práctica de los manuales de riesgo que siempre se debe tener en consideración, porque no solo existen presiones de carácter político o ideológico, sino en el quehacer diario. Estamos expuestos a cualquier tipo de peligro y los manuales señalan que debemos tener precauciones en nuestros seguros de vida.

Pienso que todo lo que se haga en función de mejorar la protección del periodista es destacable, como esta comisión, pero también es cierto que los propios periodistas y los medios de comunicación debemos velar por nuestra seguridad. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: