El país intolerante y corrupto quedó atrás

28 de julio de 2018 - 00:00

No fue la primera gira del presidente de la República, Lenín Moreno, desde que asumió el poder el 24 de mayo de 2017.

Sin embargo, ha sido la más importante, la más significativa, por los mensajes que dejó en cada una de sus intervenciones, especialmente en la primera Cumbre Global sobre Discapacidades, que se efectuó en Londres, a la cual también asistió la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, que sufrió un accidente de tránsito que la dejó parapléjica, pero que no la apartó de su vocación por la política y por el servicio público.

En muchos casos las visitas presidenciales están cargadas de protocolo y vacías de contenidos. Lo que ocurrió con Moreno en Londres, Escocia y España fue lo contrario. Vimos a un Presidente de la República repleto de ideas, de planteamientos coherentes.

La comunidad internacional pudo conocer directamente el trabajo que ha realizado a favor de las discapacidades desde que fue vicepresidente de la República y luego cuando cumplió una misión especial en Ginebra, con el respaldo de las Naciones Unidas.

La gira no fue solo para mostrar al mundo un trabajo incansable para sacar del olvido a miles de personas que formaban parte de una estadística, que eran tratadas como enfermas; al contrario, en la actualidad esas personas tienen poder de decisión, incluso ganan un campeonato mundial, como ocurrió recientemente con nuestra delegación a las Olimpiadas Especiales.

Ya en la parte final, en España, el Presidente se dirigió a más de 300 empresarios, a quienes explicó detalladamente las posibilidades que tiene nuestro país de recibir inversión extranjera en un Ecuador que tiene claras las reglas del juego, que respeta los contratos y garantiza seguridad a los capitales extranjeros.

No menos importante -y en eso recalcó Moreno- la lucha frontal contra la corrupción muestra hoy a un país distinto, que también respeta los derechos humanos y la libertad de expresión, de pensamiento, de exponer ideas pero siempre bajo los principios del respeto.

La comunidad internacional conoce ahora a un Ecuador que dejó atrás la intolerancia que atropellaba verbalmente a las personas por su manera de pensar. El país corrupto, el Presidente lo dejó sepultado en su gira. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: