El equipo pragmático que no convencía hasta cuartos de final

- 16 de julio de 2018 - 00:00

Salvo una fracción del partido contra Argentina, Francia no se vio en aprietos durante los 7 cotejos del Mundial. Se estrenó con triunfo (2-1) ante Australia y su segunda participación aseguró su clasificación a octavos de final con una victoria de 1-0 ante Perú. El cuadro dirigido por Didier Deschamps seguía sin llamar la atención porque ganaba con lo justo. Pero precisamente esa había sido la estrategia ordenada por el entrenador.

La idea era sacar ventaja ante los rivales apenas se pudiera y retroceder líneas para que el contrincante se desgaste, buscar la posibilidad de una contra mortal y cuidar los músculos para el resto de la competencia. Y al combinado galo le salió casi todo a la perfección. Ante Dinamarca, en el cierre de la fase de grupos, jugó al empate y utilizó a 7 alternantes para darles descanso a los titulares pensando en los octavos de final contra Argentina. Francia seguía siendo un enigma, hasta que, tras un 2-1 esperanzador en favor de la “Albiceleste”, aparecieron las figuras de Mbappé y Pogba y los “Bleus” anotaron 3 goles seguidos que los puso en cuartos, mas no entre los favoritos. Hasta que sacó del camino a Uruguay sin complicaciones y prendió las alarmas. Contra Uruguay, en cuartos, y Bélgica, en semifinales, la oncena azul confirmó su pragmatismo. Marcó de cabeza a través de Varane —el gol de Griezmann fue un regalito inesperado—, y Umtiti, en ese orden, y cuidó la ventaja relajada. Ayer, fue una mezcla de todo lo que mostró en el Mundial 2018. Salud bicampeón. (O)

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: