Cortocircuito en las empresas familiares

- 22 de junio de 2018 - 00:00

En toda empresa existen los siguientes niveles: Operativo, Administrativo y Dirección, pero falta el nivel de Direccionamiento.
“Existe un cortocircuito entre la academia, lo intelectual y la empresa”, frase de un reconocido empresario colombiano; ese cortocircuito es el que no se puede ensamblar y se repele, entonces: ¿cómo resolver ese problema, en el caso de la cultura en todas las empresas familiares?

En este tipo de empresas se da el nivel de conocimiento académico y teórico por un lado, mientras que por el otro, el conocimiento práctico y la experiencia.

Parece confirmado, hasta el momento, que hay que ensamblar los dos conocimientos: el teórico - técnico - intelectual, con el práctico - real - operacional: empírico.

A nivel de las personas en una familia se dan los dos polos y se da el cortocircuito.

En toda familia (habrá excepciones) se da esta realidad y ese cortocircuito tiene origen en que la mamá tiene una cultura y el papá tiene otra; vienen de diferentes ramas culturales y hay que aceptarlo; lo fundamental para superar ese cortocircuito, es la identificación de los padres, alrededor de la razón y la realidad.

¿Cómo resolver ese problema? Primero: que las partes reconozcan este fenómeno como es, sin dilaciones, como se presenta.   Reconocido el problema, es necesario que el sector intelectual, vaya ensamblándose, gradualmente, hasta familiarizarse, homologándose con él, volviéndose afín y familiar con él, hasta que fluya en forma natural.

Simultáneamente es necesario comprender profundamente y tener la necesidad creada, que el empírico, el que conoce la realidad, pero que no tiene la teoría, ni el conocimiento académico, debe fluir a tomar ese conocimiento y, en esas circunstancias ya está resuelto el problema del cortocircuito. Es un poco traumático para iniciar, que el intelectual baje a la práctica, al proceso, a la cotidianidad; es un poco traumático también para el práctico, para el empírico, para la persona de experiencia, tomar la parte tecnológica, teórica, intelectual… Pero es cuestión de las dos partes, el empezar.

Disuelto este cortocircuito, aparece la identificación conceptual, la identificación de visión y la identificación práctica; en ese momento se da la identidad familiar y, se direcciona en el mismo sentido… Antes es imposible, antes existe el cortocircuito permanente. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: