E-cigarrillo: ¿tributar o prohibir?

- 23 de septiembre de 2019 - 00:00

Con respecto a productos cuyo consumo pone en riesgo la salud o la vida del individuo, las sociedades pueden optar por prohibirlo e inclusive tipificar como delito su fabricación, comercialización o consumo; o, por el contrario, permitir su venta y consumo, pero con una sobretasa impositiva, con el propósito de que un alto precio desestimule la demanda.

Así tenemos el Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) que incluye, entre otros: cigarrillos ($ 0,16 la unidad), bebidas alcohólicas (hasta $ 7,22 por litro y grado alcohólico), cerveza, bebidas gaseosas, bebidas energizantes (10%) o bebidas azucaradas ($ 0,18 por 100 g de bebida).

Ahora bien, en el mercado va ganando espacio el cigarrillo electrónico y sus repuestos. Se trata de un producto al cual, sobre los principios que rigen el derecho tributario, no se le aplica el impuesto de

$ 0,16 por unidad de cigarrillo. Sí se le aplica un impuesto del 150% al sucedáneo del tabaco. Si bien la ley (LRTI) determina que el impuesto para el tabaco abarca, únicamente, los productos que usen como materia prima “hojas de tabaco”, a través del Reglamento (RLRTI), se modifica la ley (!) para incluir dentro del pago del ICE a “cualquier otro sustitutivo del tabaco en cualquier presentación, que mediante cartuchos, cartomizadores, u otros, son calentados con sistemas electrónicos de administración de nicotina”, con lo cual el cigarrillo electrónico y sus recargas originales o de sabores gravan IVA e ICE, a pesar de que no usan como materia prima “hojas de tabaco”.

En cualquier caso, el asunto de fondo es si el consumo de cigarrillo electrónico no pone en riesgo la salud gravemente, más allá del riesgo conocido que causa la nicotina al organismo. El Gobierno de EE.UU. está muy preocupado por las últimas seis muertes de enfermedades pulmonares con relación al cigarrillo electrónico, con el añadido de que su presentación en sabores dulces y afrutados genera más curiosidad y consumo en los adolescentes que el cigarrillo común. En palabras de Álex Azar, secretario de Salud de EE.UU., es preciso limpiar el mercado de cigarrillos electrónicos para revertir la epidemia de vapeo juvenil, lo que incluirá un retiro del mercado (prohibición). Mientras tanto, estos productos, a la sombra de una delgada línea trazada por el reglamento, deben tributar en Ecuador sin que exista una publicación de consumo o recaudación sobre el cigarrillo electrónico y cartuchos. (O) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: